23 de Septiembre de 2018

Opinión

Acuerdo en lo oscurito

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Acuerdo en lo oscuritoCompartir en Twiiter Acuerdo en lo oscurito

Después de que el ahora candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, prometió alegremente a los maestros de México la “cancelación” de la Reforma Educativa sin explicar la vía para lograrlo, ahora da marcha atrás y aclara que se trata solamente del envío de una iniciativa de ley al Congreso de la Unión para que se vote una nueva Ley General de Servicio Profesional Docente (LGSPD) que, además de garantizar el derecho a aprender de la niñez y la juventud en México, defenderá el derecho que tienen los maestros a ejercer su vocación en libertad.

Parece que al fin le cayó el veinte al tabasqueño al reconocer que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió la jurisprudencia P./J.34/2015 estableciendo que “la educación es un derecho humano de gran importancia, tutelado en el artículo 3º constitucional, y que se refuerza con el principio del interés superior de la niñez”; la educación de calidad en México es un derecho humano, así se encuentra consagrado en nuestra Carta Magna y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Además, quedó muy claro que no se trata de un capricho personal con afán proselitista, sino que es facultad del Congreso de la Unión resolver modificaciones en esta materia.

Habla de un diálogo claro frente a los maestros, que los va a respetar y escuchar, “que tengan confianza”, ya que buscará llegar a un acuerdo con padres de familia y docentes para “llevar al cabo una auténtica y verdadera Reforma Educativa”; sin embargo, el pasado 12 de febrero, firmó en lo oscurito un “Acuerdo para la defensa de los derechos laborales de los maestros y para la transformación de la educación” con Rafael Ochoa Guzmán, secretario general del SNTE en los tiempos de la presidencia vitalicia de la maestra Elba Esther Gordillo y hoy representante de Redes Sociales Progresistas Magisteriales, en la ciudad de Zacatecas, Zacatecas; todo esto sin consultarlo a los maestros a quienes había prometido tomarles su parecer sobre el tema.

Si las cosas van a seguir así, con decisiones unilaterales y plagadas de intereses políticos, dejando a un lado la participación de los maestros en los asuntos de su interés, entonces qué se puede esperar de él, cuando, en caso de llegar a la Presidencia, se enfrente a la aguerrida coordinadora de maestros (CNTE) o al sindicato nacional (SNTE). De pronóstico reservado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios