18 de Diciembre de 2017

Opinión

Escuelas normales, ejes del cambio

Al fin, la Secretaría de Educación Pública (SEP) entró en razón .

Compartir en Facebook Escuelas normales, ejes del cambioCompartir en Twiiter Escuelas normales, ejes del cambio

Tras años de ser implementada la reforma educativa y recientemente presentar el nuevo modelo de educación “mexicano”, parece que, al fin, la Secretaría de Educación Pública (SEP) entró en razón y comprendió que la transformación educativa sólo sería real con una nueva formación de maestros normalistas y los resultados se verán a largo plazo. No bastaba con amenazar y presionar a los docentes actuales con la evaluación docente, pues éstos, seguían enseñando con los viejos planes y programas de estudio implementados en sexenios pasados y sujetos a disposiciones y acuerdos administrativos como el No. 696 que literalmente otorga el pase automático de los alumnos a través de su educación básica.

El humo blanco vertido desde la SEP deja ver la acertada decisión de mirar a las escuelas normales como los verdaderos pilares del cambio, de ahí el reciente anuncio de una nueva estrategia de fortalecimiento y transformación de las escuelas normales; es decir, atacar el problema de manera lógica y no al revés como se estaba haciendo. De entrada se anuncia la inversión de dos mil millones de pesos para lograr la excelencia académica de las escuelas normales, por lo que se afeitara este recurso del rubro Escuelas al Cien.

Entre los ajustes previstos a partir del ciclo escolar 2018-2019, las 263 escuelas normales del país tendrán un nuevo reglamento que establecerá los lineamientos de contratación de la planta docente de excelencia y profesional que se dedicará a la formación de los nuevos maestros, además de un nuevo reglamento para el ingreso y la promoción de las escuelas normales. Al fin reconocieron el desfase existente y la incongruencia entre los planes de estudio de las normales y los planes de estudio que llevan los estudiantes. Incorporado a todo esto, se anuncia la elaboración de los nuevos programas de las escuelas normales del país acorde con el nuevo modelo educativo y la forma en que serán evaluados los nuevos formadores de docentes.

La enseñanza obligatoria del inglés en la educación básica derivó en la estrategia de una política de equidad, inclusión y justicia, y pretende romper con las desigualdades, se busca que el dominio del idioma inglés deje de ser un privilegio para unos cuantos; pasará ahora a ser un derecho más de la educación de calidad. Todo excelente, sólo falta el compromiso de sostenerlo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios