18 de Diciembre de 2017

Opinión

Fin de semana negro

A los profesores no les queda de otra: tienen que presentar el examen para conservar su trabajo.

Compartir en Facebook Fin de semana negroCompartir en Twiiter Fin de semana negro

A una semana de que finalice el curso escolar de 185 días y dentro del plazo (30 de junio) establecido en el calendario del servicio profesional docente, cientos de maestros, personal directivo y de supervisión de diversos niveles educativos fueron notificados para presentar la evaluación destinada a refrendar su permanencia en el servicio educativo por cuatro años más. El pánico y el estado de shock se hizo evidente en algunos maestros que desde el pasado 21 recibieron, ya sea por correo electrónico o llamadas a sus teléfonos, el comunicado que los obliga a presentar la controvertida evaluación. Poco a poco, en el transcurso de los días posteriores, el número de notificados fue aumentando al igual que las protestas por lo que consideran injusto al poner en riesgo su trabajo y la seguridad de sus familias.

Las protestas tienen argumentos válidos, pues muchos de quienes trabajan en las áreas de ciencias naturales o sociales ya habían presentado la evaluación en el primer grupo de convocados y ahora les dicen que deben presentar nuevamente por cada asignatura que impartan; es decir, si un maestro imparte Física y Biología entonces deberá presentar dos veces aunque en la primera haya salido como destacado, lo mismo aplica para quienes impartan Historia y Formación Cívica y Ética o alguna combinación diferente. Esta forma de enfocar el propósito y los fines de la evaluación desestima el desempeño del docente con la presunción de un trabajo irregular, aunque por experiencia sabemos que los buenos maestros siguen un mismo sistema de trabajo organizado sin importar cuál o qué asignatura impartan.

De entrada no gozarán de los días marcados como receso escolar, ya que en el mismo documento se les indica que deberán asistir a un “robusto” curso de preparación para el examen que se deberá iniciar en la segunda quincena del mes de julio para luego incorporarse a los trabajos del consejo técnico escolar en su fase intensiva. Al convocar en su mayoría a maestros que están a punto del retiro, sólo buscan presionar y aligerar su salida provocando con ello una avalancha de solicitudes que pondrá en aprietos al Isstey y al Issste que verán rebasada su capacidad y pondrán nuevamente en aprietos sus presupuestos destinados al rubro de pensiones y jubilaciones.

Al mal paso darle prisa, y a cumplir con este proceso que no queda de otra.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios