15 de Octubre de 2018

Opinión

Consecuencias políticas

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Consecuencias políticasCompartir en Twiiter Consecuencias políticas

Héctor López Ceballos/SIPSE

Mérida, Yuc.- Todavía faltan algunos días para el cambio del Ejecutivo estatal, pero parece que al llamado “mejor gobernador de México” se le acabó el sexenio el pasado sábado, cuando, en la sesión solemne de la toma de protesta del nuevo Ayuntamiento de Mérida, el por segunda vez alcalde Renán Barrera Concha dijo ante el gobernante que “la gente votó harta de la prepotencia, el influyentismo, de la deshonestidad, de la ineficiencia, y desea, sobre todo, poner fin a la corrupción y a la impunidad”. Algo de razón debe tener, cuando los resultados electorales de las pasadas elecciones fueron los peores para el PRI en sus casi noventa años de existencia. Sea en conciencia plena o por el impulso del hartazgo, lo cierto es que quienes pretendieron institucionalizar la Revolución recibieron el repudio generalizado de la sociedad. Pero mientras que en el ámbito nacional el tricolor cierra filas y prepara su reestructuración, en el Estado -Yucatán históricamente se ha cocido aparte en esta República- se niegan a abrir los ojos a la realidad. A más de dos meses de la derrota, todavía no se creen en la Casa del Pueblo y en las dependencias de gobierno que la ciudadanía haya decidido democráticamente dar un golpe de timón y acabar con la hegemonía del partido que, desde 1930, apenas pierde la gubernatura por segunda vez.

Quizás entre las razones que llevaron a los yucatecos a votar por una opción distinta a la tradicional podamos encontrar los calificativos expuestos por el primer edil meridano. Un gobierno que carece de humildad jamás podrá reconocer sus errores y, en consecuencia, no podrá mejorar en beneficio de sus gobernados. Tal vez es momento de que el tricolor haga un ejercicio reflexivo, valore a sus buenos cuadros -que los hay en todos los partidos- y prescinda de aquellos que, más directa que indirectamente, fueron los verdaderos responsables del desastre electoral que hoy deja al otrora omnipotente partido con apenas algunas posiciones; el “efecto AMLO”, Huacho y Vila fueron los clavos de un ataúd confeccionado por quienes, teniendo el deber de servir, prefirieron servirse.

Extra: Cada viernes a las 12 del día, se lleva a cabo en el Centro de Estudios de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la UADY, un círculo de estudios donde se abordan diferentes temas de manera multidisciplinaria. Un ejercicio ameno, abierto al público y que vale la pena.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios