14 de Noviembre de 2018

Opinión

Aguinaldo, linda y esperada palabra

La noche es muy corta y tenemos que andar”. En España se le llama a esta tradición “pedir el aguinaldo”.

Compartir en Facebook Aguinaldo, linda y esperada palabraCompartir en Twiiter Aguinaldo, linda y esperada palabra

Aguinaldo es una palabra de origen incierto. Algunos la datan de la más antigua era de los druidas (sacerdotes galos): A gui l’an neuf, versión que discuten otros porque señalan que se trata de francés antiguo, que es una corrupción del latín medieval y en esos entonces los sacerdotes mencionados ya habían desaparecido, y además los druidas hablaban celta; otros dicen que tiene origen romano y que es una corrupción de la frase latina hoc in anno (en este año). Corominas refiere que está documentado su uso desde 1400 en español.

Según la página etimologías.dechile.net, la palabra aguinaldo no sólo significa una remuneración en efectivo que se otorga al trabajador a fin de año, sino también, en México, es un paquete de dulces que se entrega a los niños durante las posadas y en Venezuela es cualquier regalo en la época navideña. En algunos lugares de México los niños que salen a “cantar la rama” tienen una tonadilla final: “Deme mi aguinaldo, si me lo ha de dar. La noche es muy corta y tenemos que andar”. En España se le llama a esta tradición “pedir el aguinaldo”.

La costumbre del aguinaldo ha ido evolucionando. Hubo una época en que era una remuneración voluntaria de los patrones y no tenía un monto definido ni debía ser en efectivo, sino que podía cubrirse en especie. En algunos países, México incluido, el aguinaldo se da como propina a prestadores de servicios como carteros, recolectores de basura, jardineros, etc.

En la mayoría de los países, el aguinaldo figura en la ley. En México, el artículo 87 de la Federal del Trabajo dice: “Los trabajadores tendrán derecho a un aguinaldo anual que deberá pagarse antes del día veinte de diciembre, equivalente a quince días de salario, por lo menos.

“Los que no hayan cumplido el año de servicios, independientemente de que se encuentren laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tendrán derecho a que se les pague la parte proporcional del mismo, conforme al tiempo que hubieren trabajado, cualquiera que fuere éste”.

Hoy día se ha vuelto costumbre dividir el aguinaldo y pagarlo en dos partes, en diciembre y enero (o tres en el caso de algunos negocios y dependencias que deciden adelantar una porción para las compras del llamado Buen Fin, mala copia del Black Friday (Viernes Negro) en Estados Unidos.

Sea como sea, el aguinaldo es una linda palabra que muchos esperan y otros añoran. Mi deseo es que a usted le den uno jugoso y suficiente para sus gastos y para ahorrar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios