18 de Diciembre de 2018

Opinión

Conferencia (de veras) magistral

El Poder de la pluma

Compartir en Facebook Conferencia (de veras) magistralCompartir en Twiiter Conferencia (de veras) magistral

Antonio Tenorio Adame, integrante de una generación de priistas en la que militaban varios de quienes, andando el tiempo, serían formadores de una nueva izquierda mexicana de avanzada ideológica, estuvo en Mérida y el domingo 18 pasado, invitado por la Academia Liberal de Yucatán, dio una conferencia magistral ante socios e invitados de la institución, en el Hotel Plaza Mirador.

El título de su plática “Los saldos pendientes de la Revolución Mexicana” fue ampliamente rebasado por la erudición y visión del ponente. Ante una audiencia interesada y atenta –luego de la presentación del ponente a cargo del Dr. Raúl Vela Sosa-, el Lic. Tenorio Adame, de acendrada vocación cardenista, destacó entre los asuntos pendientes el cumplimiento de los postulados centrales del alzamiento: la reforma agraria y la reivindicación de la clase obrera.

Hizo especial hincapié en el tema espinoso de la deuda pública de México –que es, señaló, una de las primeras economías mundiales y uno de los países más poblados del mundo, es decir una potencia-, deuda que representa el 57% del Producto Interno Bruto. También habló de la riqueza petrolera y de aquella frase de López Portillo cuando llamó a los mexicanos a prepararse para “administrar la abundancia”, lo cual abortó a causa de la corrupción en las altas esferas del gobierno.

Luego sostuvo un intercambio de opiniones con varios de los asistentes a la asamblea académica. El Lic. Tenorio Adame es, aparte de político de la vieja y luminosa guardia priista –que cuenta en sus filas a personajes como Jesús Reyes Heroles y en su momento a Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo- maestro universitario, periodista y cronista parlamentario.

Fue dos veces diputado federal, la última en 1985, en la que coincidió con los yucatecos Federico Granja Ricalde y Wílberth Chi Góngora.

Fue preso político en 1965, durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, acusado de “agitador y comunista” por las fuerzas de seguridad del Estado que comandaba Fernando Gutiérrez Barrios y estaba a las órdenes de Luis Echeverría desde la Secretaría de Gobernación.

Recuerda a militantes del Movimiento de Liberación Nacional, varios de los cuales fueron detenidos por protestar contra la presencia guerrera de Estados Unidos en Vietnam y el bombardeo a Hanoi.

Entre aquellos estaban Gilberto Rincón Gallardo, Carlos Fuentes, Arnoldo Martínez, Heberto Castillo y otros destacados militantes de la izquierda mexicana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios