20 de Septiembre de 2018

Opinión

Efectos del calentamiento global en la Península de Yucatán

Las consecuencias más evidentes se dan en las zonas costeras, debido al avance del mar.

Compartir en Facebook Efectos del calentamiento global en la Península de YucatánCompartir en Twiiter Efectos del calentamiento global en la Península de Yucatán

El tema del calentamiento global sigue dando de qué hablar, sobre todo por el cambio climático que genera y los efectos que ocurren en las diferentes zonas del mundo; Yucatán y su península no son ajenos a estos efectos, y las consecuencias más evidentes se dan en las zonas costeras, debido al avance del mar a causa de los descongelamientos de los polos.

Lo que sucederá tarde o temprano en Yucatán es que, al elevarse el nivel del mar poco a poco, lógicamente las zonas costeras más bajas, es decir, prácticamente todo el litoral yucateco, se verán afectadas empezando por los asentamientos irregulares que se encuentran en las partes pantanosas que se han ido rellenando.

Otro aspecto importante son las zonas de manglares, ya que son barreras que en forma natural amortiguan los efectos de los huracanes y éstas están siendo completamente devastadas para dar lugar a hoteles, campos de golf y nuevas obras de infraestructura turística y urbana.

Un punto más a considerar son los árboles, nuestros aliados contra el calentamiento; cada año se pierden muchas hectáreas de bosques y selvas debido al crecimiento desorganizado de manchas urbanas.

No olvidemos nuestra única forma de abastecernos de agua que es subterráneamente en la Península de Yucatán. Por si no lo sabían, el agua del subsuelo entra en contacto con el mar y de incrementarse los niveles marinos, el líquido salino empujaría debajo de la tierra al agua dulce, haciendo que nuestras fuentes de abastecimiento para las ciudades tengan que obtenerse de regiones más alejadas a donde actualmente se obtiene este valioso recurso.

Respecto al cambio climático, Mérida en particular ya sufre de ello con su gran mancha de concreto y pavimento y pocos árboles y áreas verdes y está siendo susceptible al embate de fenómenos meteorológicos extremos, prueba de ello es esta sequía que está por concluir, cuando la ciudad capital prácticamente ha sido el lugar más caliente de toda la Península de Yucatán, un precio que estamos pagando los meridanos por vivir en una gran metrópoli.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios