12 de Noviembre de 2018

Opinión

Abril nos hará sudar la gota gorda

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Abril nos hará sudar la gota gordaCompartir en Twiiter Abril nos hará sudar la gota gorda

Ya estamos de lleno en el mes de abril, vamos avanzando con el año y ya nos encontramos en plena sequía. Haciendo un recuento de lo ocurrido hasta ahora, podemos decir que primeramente tuvimos un mes de enero atípico debido a que fue un lapso durante el cual se presentaron temperaturas sensiblemente bajas, más allá de lo que estamos acostumbrados los yucatecos; fue un mes donde dominaron las temperaturas inferiores al promedio sobre las temperaturas altas, de acuerdo con el registro histórico del mes, y vaya que lo sufrimos.

Enero también fue un mes durante el cual llovió muchísimo; los acumulados de precipitación pluvial estuvieron muy por encima del promedio que es de 31.1 mm de altura de lámina de agua, ya que se precipitó nada más y nada menos que 98.5 mm de altura de lámina de agua, según datos de la Estación Meteorológica de la Facultad de Ingeniería de la Uady (Fiuady), siendo el segundo mes de enero con mayor precipitación desde 1997.

Al llegar febrero, aunque se pronosticaba que iba a haber bastante frío, no ocurrió tal situación, sino que se mantuvo dentro lo normal e incluso fue un mes con poca precipitación, apenas 7.4 mm de altura de lámina de agua, siendo uno de los más secos de los últimos años.
Marzo se comportó casi igual, salvo que debido a la poca presencia de frente fríos y casi nula ocurrencia de precipitaciones pluviales, apenas se registraron 3.6 mm de altura de lámina de agua.

Con estos registros, más lo sucedido en el mes de febrero, se dio lugar a que se adelantara la parte fuerte de la sequía y comenzaran muy pronto los incendios forestales, de modo que la situación no pinta nada halagüeña y más aún que se pronostica que en abril las lluvias estén por debajo del promedio.

La sequía, según todos los indicios, será de pronóstico reservado, aunque ya en el mes de mayo deberá de presentarse la temporada de lluvias a partir de la segunda quincena o a fines de ese mes.

Mientras eso ocurre, a soportar el calor que nos hará sudar en serio la gota gorda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios