12 de Diciembre de 2018

Opinión

La sequía, las suradas y algo más

Las suradas vienen con rachas de viento bastante fuertes que pueden alcanzar velocidades de hasta 60 km/h y son secas, es decir sin lluvias en su mayoría.

Compartir en Facebook La sequía, las suradas y algo másCompartir en Twiiter La sequía, las suradas y algo más

Pues ya estamos casi por concluir febrero y vaya que todo parece indicar que será un febrero diferente, durante el cual, salvo en los primeros días del mes, cuando fuimos afectados por un frente frío, después estos sistemas frontales prácticamente desaparecieron, aunque la realidad no fue así, sino que esos frentes fríos se quedaron en el norte y el centro del país y norte y centro del Golfo de México y simple y sencillamente no llegaron a la Península de Yucatán, debido a sistemas anticiclónicos que impedían su arribo a la región.

Hay que recordar, sin embargo, que la temporada de frentes fríos aún no termina y podría ser que en lo que falta de febrero y marzo, abril o mayo llegara alguno, aunque conforme avancen los meses cada vez serán más espaciados y débiles, sin descartar, no obstante, que pudiera hacerse presente alguno fuerte que todavía haga descender los termómetros algunos grados.

Lo que es una realidad es que ya estamos en plena temporada de sequía y también comenzarán a dominar los sistemas anticiclónicos con mayor intensidad y se dará lugar a un nuevo fenómeno llamado surada, que es un viento dominante de dirección sur y sureste y que es impulsado por los sistemas antes mencionados.

Las suradas vienen con rachas de viento bastante fuertes que pueden alcanzar velocidades de hasta 60 km/h y son secas, es decir sin lluvias en su mayoría.

Hay que tener mucho cuidado con la presencia de este viento que puede meter en problemas a los que realizan sus quemas para la preparación de la milpa y a quienes habitan en la costa yucateca, pues, al ser un viento que va del continente hacia el mar, mantiene un oleaje muy calmado cerca de la playa, no así en alta mar, donde las olas son fuertes y altas.

En la costa del Caribe la surada genera un oleaje bastante intenso, lo contrario de lo que sucede en Yucatán.

Todos estos fenómenos nos indican que ya empezamos la temporada de sequía 2018 que todo hace presagiar que será nuevamente histórica.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios