12 de Diciembre de 2017

Opinión

La temporada de huracanes: mitos y verdades sobre estos fenómenos naturales

No son los malos de la película: llevan la lluvia a lugares en los que no es fácil que llegue.

Compartir en Facebook La temporada de huracanes: mitos y verdades sobre estos fenómenos naturalesCompartir en Twiiter La temporada de huracanes: mitos y verdades sobre estos fenómenos naturales

Como habíamos dicho en el artículo anterior, ya comenzó la temporada de huracanes 2017 e iremos hablando en varios escritos más sobre este fenómeno que es el más destructivo del planeta, pero que también trae beneficios.

Los huracanes no son los malos de la película durante los seis meses que duran, su función es convertir el exceso de vapor que hay en los trópicos en agua y viento y llevar en sus nubes preñadas el abundante líquido vital a las zonas donde es imposible que se puedan presentar por sí solas las lluvias por la característica del medio ambiente que las rodea, como, por ejemplo, el estado de Sonora que es de clima desértico y de escasas precipitaciones, pero que, gracias a los huracanes, cada determinado tiempo le llega en forma de lluvias el agua suficiente para su agricultura y su uso urbano.

Muchas zonas del mundo sí es cierto que sufren de destrucción y muerte debido a los huracanes, por eso cada año las regiones como la Península de Yucatán deberán de realizar los preparativos para enfrentarse con éxito a la amenaza real de la llegada de un fenómeno meteorológico de este tipo.

En Yucatán su población se caracteriza por tener una cultura de la prevención contra huracanes bastante buena, pero, como ya pasaron más de 13 años del último meteoro intenso, que, como seguro muchos recuerdan, fue Isidore, en el año 2002, la población tiende a relajarse.

Este año cumplimos ya 14 años de la llegada del último huracán de gran intensidad al Estado; no existe una explicación científica del porqué tanto tiempo sin afectación, simplemente las condiciones ambientales se han conjuntado para impedir su arribo a la zona.

Otro factor ha sido la buena suerte que nos ha acompañado en más de una década, pero esa suerte en algún momento se acabará y si eso ocurre deberemos de estar bien preparados para enfrentarnos con éxito al embate de un fenómeno meteorológico de este tipo.
Seguiremos sobre este tema.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios