13 de Diciembre de 2018

Opinión

Los Huemas de Hidalgo

Poco después de los primeros, arribó un grupo de hombres de talla enorme.

Compartir en Facebook Los Huemas de HidalgoCompartir en Twiiter Los Huemas de Hidalgo

René Espinosa Sánchez recopiló una versión del mito del hombre salvaje, no como monstruo solitario, sino como un grupo de gigantes agresivos que sometieron a los habitantes del Arenal, Hidalgo. Hace mucho tiempo, cuando se empezó a poblar el valle Cosaguayan, llegaron diversos grupos buscando las tierras más fértiles, donde hubiese árboles frutales y fauna silvestre. Por esto, hubo conflictos entre los pueblos.

Poco después de los primeros, arribó un grupo de hombres de talla enorme. Se cuenta que provenían del norte, del Valle de los Gigantes. Les llamaban Huemas, tenía carácter fiero y, con la ventaja que les daba su gran estatura, sometieron a los pueblos ya establecidos. Los gigantes esclavizaron a toda la población del valle.

Estos descomunales seres maltrataban a los antiguos pobladores y los obligaban a realizar trabajos difíciles. Cuando les hacía falta gente para trabajos pesados, salían pormás personas y las esclavizaban. A veces, se las comían. A los Huemas se les dificultaba obtener sus alimentos, pues si se caían les era casi imposible levantarse.

Un día los hombres llegaron a un acuerdo con los gigantes: les llevarían comida a cambio de que ya no esclavizaran ni comieran. El pacto funcionó durante un buen tiempo, pero la población de la región seguía disminuyendo. Los habitantes de los pueblos averiguaron que, pese a la comida que les daban, los gigantes seguían atrapando y devorando a personas de esos grupos.

Entonces los pobladores del valle se reorganizaron y cavaron grandes huecos en el suelo, en los que hacían caer a los gigantes. Por mucho esfuerzo que hacían no lograban salir de aquellas cavidades. Ya disminuidos y casi vencidos, aquellos enormes seres se fueron.

Los vecinos de la región se percataron de que los gigantes atrapados se convirtieron en rocas. Esto fue entendido como un castigo de los dioses a su mal comportamiento. A partir de entonces, cesaron las peleas entre los pobladores de este valle de Hidalgo. Hoy se pueden ver las rocas con formas extrañas que evocan a los gigantes de este relato. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios