18 de Noviembre de 2018

Opinión

La cueva encantada del cerro Mactumatzá, Chiapas

En el lugar "habita" un misterio: una roca dura que se abre cada Jueves Santo.

Compartir en Facebook La cueva encantada del cerro Mactumatzá, ChiapasCompartir en Twiiter La cueva encantada del cerro Mactumatzá, Chiapas

El cerro de Mactumatzá es una elevación orográfica en el municipio de Tuxtla Gutiérrez, con una altura máxima de 1,160 metros sobre el nivel del mar, según Gilberto Cancino. Se ubica en el suroeste de la cabecera municipal.

Mactumatzá proviene de la lengua zoque y significa en español “cerro del agua”. Esto es debido a la abundancia de este vital líquido en el interior del cerro, agrega Cancino. César Pineda del Valle y Ana María Rincón Montoya publicaron una versión que les platicó Donaciano Cipriano, habitante de esta región.

Se dice que en el cerro Mactumatzá existe una cueva encantada. Pero a diferencia de otras grutas, permanece oculta durante todo el año y en su lugar sólo se ve una pared de roca dura. Pero ésta se abre durante el Jueves Santo de cada año. Una persona que entró en uno de esos días, cuando salió dijo que en el interior de la cavidad había una gran cantidad y variedad de comida: tamales, atole, pozole, bebidas y frutas.

Sorprendentemente también hay personas que viven adentro de la cueva y son sumamente amables con los visitantes.

Quienes entren pueden comer de todo lo que se ofrece, pero no pueden llevarse nada al exterior de la gruta. Antes de las doce de la noche, los visitantes de la cueva deben salir de ella, porque a esa hora se cierra el acceso. La entrada no se abrirá sino hasta el Jueves Santo del próximo año.

Eduardo Cancino agrega que, en cierta época de la historia, se colocó una cruz de madera de color blanco en lo alto del cerro. Esto se hizo por la creencia de que el montículo era como un volcán de agua que podría desbordarse. La cruz protegería a la población de las inundaciones y de los seres sobrenaturales que ocasionalmente aparecen en las cercanías y espantan a quien pasa.

El Jueves Santo y la cruz blanca son elementos de la religión católica que han sido incorporados a la cosmovisión de los habitantes originarios de esta región. Por esto, se infiere que los mitos no están desapareciendo, sino que se están transformando acorde con los cambios sociales de su entorno.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios