24 de Septiembre de 2018

Opinión

Conservación de monumentos y su valoración

La restauración genera un conjunto de datos culturales. Hay que potenciar al monumento como el resultado de varios procesos por los que un grupo social determinado estuvo en condiciones de satisfacer sus necesidades.

Compartir en Facebook Conservación de monumentos y su valoraciónCompartir en Twiiter Conservación de monumentos y su valoración

La conservación de monumentos arqueológicos es tarea que ha hecho el INAH desde hace 90 años. Ello ha generado abundante información científica, así como el aprendizaje y la especialización de arqueólogos mexicanos, quienes han dejado evidencia de los diversos criterios que han plasmado en los monumentos intervenidos.

La restauración genera un conjunto de datos culturales. Hay que potenciar al monumento como el resultado de varios procesos por los que un grupo social determinado estuvo en condiciones de satisfacer sus necesidades.

Durante la exploración como forma de intervención, puede recuperarse información que permita fechar los edificios y conocer sus características arquitectónicas y secuencias constructivas, que nos den la pauta para inferir el crecimiento de dichos conjuntos arquitectónicos así como su función. La intervención arqueológica va más allá de desescombrar montículos y hacerlos atractivos al turismo.

Un aspecto que como arqueólogos debemos revalorar es conceptualizar al vestigio arquitectónico no aislado sino como un objeto funcional, espacial y simbólico que se interrelaciona con su entorno y dentro de un ambiente natural que muchas veces o con regularidad desempeña un papel de importancia urbana y regional.

La visión de conjunto como una abstracción integral nos proporcionará una mejor explicación del asentamiento y del comportamiento de sus moradores y la transformación de los espacios en funcion de las necesidades de sus creadores. Un aspecto de relevancia en los monumentos derruidos se refiere a la organización laboral prehispánica, los proceso constructivos, testigos mudos que tenemos de buscar, identificar, e interpretar y que nos llevan a generar tantas preguntas que llevarían varias vidas responder.

Será tarea de generaciones venideras hacer planteamientos para responder preguntas como: ¿Los constructores prehispánicos tenían como tarea dirigir y diseñar tanto edificaciones cívico administrativas como edificios de uso doméstico? ¿Existía una jerarquía y una organización del trabajo? ¿Existieron especialistas para cada una de las labores de edificación? ¿Hubo un gremio de maestros especializados como en el presente?

También deben considerarse aspectos que motivaron la distribucion espacial de las ciudades, las formas arquitectónicas, los detalles estructurales, los acabados, el diseño de la decoracion, así como el lenguaje expresado con diversos motivos orientados a reafirmar el poder de los gobernantes con el favor de los dioses. Otro tema es la decoración de los edificios, un mensaje que falta descifrar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios