22 de Septiembre de 2018

Opinión

"Principio y fin"

¿Te atreves a construir tu camino o simplemente transitarás por la vida?

Compartir en Facebook "Principio y fin"Compartir en Twiiter "Principio y fin"

No cabe duda que el hombre se olvida de su parte humana; el lema que encabeza este trabajo tiene el único fin de reflexionar acerca de todo aquello que pensamos que somos.

Cotidianamente vemos en la convivencia social infinidad de situaciones que nos hacen pensar que las personas van a ser eternas, que llegaron a este mundo para quedarse.

Esas situaciones tienen que ver con proyectos, con acciones, pero más aún con decisiones.

Aquéllas llevan al hombre en cada paso y por encima de todo y de todos a la simple obtención de un bien material o posesión de un objeto, que, en apariencia, los hace sentirse mejor.

¿Pero es en realidad ese el objetivo que un ser humano busca o el fin que quiere obtener o por lo menos el satisfactor que debe alcanzar? Hipótesis que hasta no encontrarnos solos en nuestra intimidad no podríamos empezar a dilucidar.

Aun con los avances en la tecnología, en la ciencia, en la medicina y en cualquier otro ámbito del actuar del hombre, nos quedamos en el mismo punto que no alcanzamos a ver; el mundo fáctico de los seres humanos está delimitado por dos puntos: su inicio y su fin, esa es una regla rígida de la vida que no va a cambiar por ninguna razón.

Pero lo que hay entre ese inicio y ese fin dependerá de las decisiones de las personas; aquellas todas son nuestra responsabilidad. La construcción del camino que queremos transitar entre ambos puntos sólo depende de nuestra voluntad.

Aquello no es otra cosa que la responsabilidad que debe existir en el bien hacer; radica y se aterriza en las decisiones que se irán tomando a lo largo de ese trayecto llamado vida; si bien es cierto que ambos puntos no se pueden cambiar, también lo es que el camino que los unirá dependerá de nuestra voluntad.

Voluntad de avanzar, de caminar, intentar, de hacer, de ser, pero sobre todo del bien hacer y no rendirse al errar o caer.

Eso es y debe entenderse como los sueños que construiremos en nuestra vida; sin duda todo aquello que hagamos o dejemos de hacer terminará definiendo y delineando el camino por el que hemos transitado y por el que a futuro queremos transitar.

El principio y el fin no cambian, lo que cambia es aquello que hagamos en el tiempo que hay entre ambos; por eso, el ser humano se debe encargar de que la vida suceda mientras la transitamos.

No hay mayor riqueza a obtener de la vida que nuestra felicidad, cambiar el principio o el fin no es nuestra decisión; decidir el rumbo durante el tiempo que hay entre ambos extremos sí lo será.

¿Te atreves a construir tu camino o simplemente transitarás por la vida?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios