21 de Septiembre de 2018

Opinión

"Eclipse total"

El lado oscuro de cada uno, en la mayoría de las veces, es privado, íntimo, secreto y lo guardamos celosamente al escrutinio de los demás.

Compartir en Facebook "Eclipse total"Compartir en Twiiter "Eclipse total"

El lado oscuro de cada uno, en la mayoría de las veces, es privado, íntimo, secreto y lo guardamos celosamente al escrutinio de los demás; es el lado que cada uno tiene y que, si es honesto consigo mismo, lo identificada, lo atesora, lo disfruta.

Identificar el lado oscuro de tu ser lleva un proceso de fría sinceridad, cruda realidad y templanza. Es la parte que regularmente tenemos guardado bajo el tapete, que incluso nos puede avergonzar, porque en algún momento nos “enseñaron” a creer que pensar, hacer o expresar determinadas cosas no está bien o, peor aún, es pecado. Las personas buenas no piensan así, no obran así y mucho menos se expresan así.

Pero hay intentos arbitrarios de someter a la naturaleza humana, su oscuridad, su profundidad negra y hasta ruín. ¿Por qué? Así somos todos, los sinceros generalmente lo aceptan; los atrevidos y audaces lo aceptan, lo disfrutan y hasta lo presumen; pero hay quienes lo niegan, ocultan o ni siquiera lo ven, éstos son los peores, son aquellos que en silencio guardan esa negrura interior que, al ser tan evidente, deciden poner una escenografía en su vida, para montar una obra en donde sean protagonistas. Es así el que hace su obra para pasar inadvertido.

Esos son los peores, a esos hay que temerles, son los lobos con piel de oveja. Esas personas generalmente son exitosas socialmente, llevan una vida familiar ejemplar y los que se ganan el Óscar hasta pueden ser ministros de la iglesia. Hay de ellos, que la misericordia y el perdón sean con ellos, porque el precio que pagarán en esta vida o en otra no tendrá límite.

En el mejor de los casos, nuestra sociedad nos enseña que debemos ser buenos, generosos y desaparecer malos pensamientos de nuestro ser. Los cánones de la sociedad te prohíben ser como tu mismo; entonces, desarrollamos un traje a la medida para sobrevivir, para ser aceptados en una naturaleza irreal y absurda, que tarde o temprano termina rompiendo el traje, abriendo paso al ser verdadero. No trato de decir o calificar que debemos ser cada uno de nosotros luz u oscuridad, lo único que pretendo es decir que lo que decidamos mostrar al exterior de nuestra profunda alma sea sincero y honesto. Eso sí tendría más valor, ya no sería una obra de teatro con un boleto barato para ver la actuación. Sé valiente, juega claro y no uses a los demás actores sin su permiso para seguir siendo la oveja que no eres, ya que eres más lobo, más ruin y serás infeliz. Disfruta la vida que sólo tienes una, disfruta tu tiempo y no tengas miedo.

¿Tú conoces tu lado oscuro? Sé libre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios