26 de Septiembre de 2018

Opinión

"Cada cosa en su lugar"

“Dios perdona siempre, el hombre a veces y la naturaleza nunca”.

Compartir en Facebook "Cada cosa en su lugar"Compartir en Twiiter "Cada cosa en su lugar"

La ausencia de orden genera caos, respetar el orden natural de las cosas es fundamental pues la misma naturaleza se encarga de dictar las leyes que le corresponden, están inscritas en todo cuanto nos rodea y cuando las alteramos digamos -en forma coloquial- que pagamos la factura.

Asimismo, el orden en la vida diaria es sumamente importante, es un valor que nos permite conservar la armonía en nosotros mismos y con nuestro entorno; conocer el orden permite brindarle un lugar a cada cosa y cada cosa en su lugar, y esto aplica también al terreno de las emociones en donde es necesario organizar nuestros sentimientos, emociones y pensamientos en función de la verdad.

El orden no es solamente perfección y disciplina absoluta, es equilibrio, y éste genera seguridad. Poseer el valor del orden permite ayudarnos a darle a cada cosa su justo peso, a cada actividad su prioridad y a cada afecto el espacio que le corresponde.

La disciplina sigue al orden, supone un actuar y ser perseverantes para conseguir un bien, y para ello es necesaria la autoexigencia, es nuestra capacidad de hacer un esfuerzo extra para hacer las cosas de la mejor manera, con ello lograremos no sólo una estabilidad sino conseguir nuestras metas.

Como afirma el dicho popular “Dios perdona siempre, el hombre a veces y la naturaleza nunca”… ¿Qué hemos hecho con el medio ambiente? Lo hemos alterado y ahora estamos pagando por ello.

Existen muchos ejemplos que hablan de que estamos viviendo sin respetar el orden de las cosas, y estamos asistiendo a las nefastas consecuencias que ello conlleva, sabemos que lo que está mal, está mal aunque lo haga todo el mundo, y lo que está bien, está bien aunque no lo haga nadie.

En el terreno de la juventud y la infancia muchas cosas están pasando, al grado de que se están encontrando perdidos, sin saber bien qué hacer, cómo actuar, qué decir, qué pensar, y con ello se están jugando la capacidad del más común de los sentidos para dejarse atrapar por ideologías que les dictan todo creyéndose incluso muy progresistas, sin tomar en cuenta que luego viene el cobro de la famosa factura de la que hablábamos líneas atrás.

La falta de respeto del orden natural ha ido permeando desde hace muchos años para irse instalando en las mentes de algunas personas como si nada, al punto que se defienden posturas en el campo de las ideas que no se pueden sostener ni fundamentar en el campo de la verdad, con ello cae todo sobre su propio peso.

En sentido figurado diríamos que hoy hay que explicar por qué los árboles crecen con las raíces hacia abajo, y dar una cátedra sobre ello cuando sólo bastaría con observar la realidad: la naturaleza y el orden de los árboles es crecer de esa forma.

¡Se está alterando el orden en todos los campos posibles! En el medio ambiente, en la familia, en el matrimonio, en las relaciones entre personas, en la educación, en la salud, en la alimentación, en el trabajo, y si lo pensamos detenidamente veremos que todo lo que nos rodea aunque lleva un orden natural hay personas empeñadas en negar que así sea, siendo peor que eso que existan personas que lo crean.

Hoy vemos que los hijos no respetan a sus padres, que a cualquier relación se le puede llamar matrimonio, que alguien que nació varón puede decidir ser mujer u otra especie sólo porque así lo siente, sin respetar las leyes de la biología, y que sistemáticamente se viola el derecho de los padres a educar a sus hijos como naturalmente corresponde o que se quite la vida a bebés porque alguien ha decidido que estorba, cuando lo natural es que la gestación llegue a término del mismo modo que la vida en forma natural tiene un principio y un fin que no debe ser alterado por el ser humano para acabar con la misma.

Estamos perdiendo mucho, se nos está escapando de las manos tener un desarrollo sano y equilibrado para personas, familias y sociedad.
Es urgente poner orden y cada cosa en su lugar. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios