19 de Septiembre de 2018

Opinión

"Por un Yucatán libre de abuso sexual"

El abuso deja heridas muy graves en la persona, cuanto más si no se trata a tiempo.

Compartir en Facebook "Por un Yucatán libre de abuso sexual"Compartir en Twiiter "Por un Yucatán libre de abuso sexual"

Desde hace algunos años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha señalado a México como el país número uno a nivel mundial en materia de abuso sexual, violencia física y homicidios de menores de 14 años y lamentablemente en ese lugar seguimos.

También ha destacado que la cifra asciende a unos 4.5 millones de niños mexicanos víctimas de abuso sexual y que tan sólo al 2% de los casos se les da seguimiento legal a pesar de que este tipo de delitos va en aumento, ya que tan sólo en 2016 se denunciaron 30 mil casos aunados a los 27 mil denunciados en 2015.

Otro dato alarmante proviene del Senado de la República, que nos sitúa a nivel global como el primer país en difusión de pornografía infantil y el segundo en consumo de la misma, situación que fue corroborada el año pasado por la fiscal especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas de la PGR, además de decir que el 80% de las víctimas del delito de trata de personas y explotación sexual tan sólo tienen una edad que fluctúa entre los 10 y 14 años.

La ONU ha calculado que en nuestro país hay más de un millón de pedófilos que contactan a los pequeños por medio del internet y las redes sociales, y si tomamos en cuenta el dato de la Asociación Mexicana de Internet que estima que el 38% de los usuarios tiene entre 6 y 18 años ya podemos visualizar el riesgo ante el cual se enfrentan.

En nuestro país los lugares más peligrosos para los menores de edad son Acapulco, Cancún, Tijuana, Guadalajara y Tapachula en donde la actividad pedófila sigue creciendo y repuntando los primeros lugares; según estima UNICEF la pornografía infantil después del narcotráfico es uno de los negocios más lucrativos del mundo con ganancias aproximadas de siete mil millones de dólares anuales y según la investigación en 2014 del Senado Mexicano, la pornografía infantil genera en nuestro país utilidades por 34 mil millones de pesos.

En Yucatán también se ‘cuecen habas’ porque desafortunadamente no escapamos a dicha situación; nuestro fiscal general Ariel Aldecua informa que al año se registran 150 casos de abuso infantil, y si tomamos en cuenta las consideraciones de la ONU que calculan que sólo el 7% de los menores abusados se atreven a hablar con sus papás de lo que está sucediendo, ya bien podríamos recalcular de cuántos casos estaríamos hablando.

Para prevenir el abuso sexual infantil, nace en 2013 en nuestro estado el movimiento Lazo para María, con un hecho que conmocionó a toda la población: la violación y homicidio de la pequeña María de 7 años en San José Tecoh.

Por todos los pequeños que sufren el abuso y la violencia un grupo de personas y asociaciones civiles interesados y preocupados por este tema se han dado a la tarea de conseguir un “Yucatán libre del abuso sexual infantil” y para ello están implementado diversas acciones que se agrupan en tres vertientes; la primera de Sensibilización y Difusión, la segunda de Capacitación y Atención a Víctimas y la tercera de Iniciativas de Reformas y Homologación en Materia de abuso sexual infantil.

El abuso deja heridas muy graves en la persona, cuanto más si no se trata a tiempo, Lazo para María quiere prevenir esta situación y para ello cuenta con 10 estrategias que compartiremos en la próxima entrega.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios