24 de Septiembre de 2018

Opinión

De políticas culturales y ejercicio ciudadano (III)

El poder de la pluma

Compartir en Facebook De políticas culturales y ejercicio ciudadano (III)Compartir en Twiiter De políticas culturales y ejercicio ciudadano (III)

En la entrega anterior, grosso modo, expuse los aciertos y desaciertos de Irving Berlín Villafaña, una de las personas que suenan fuertemente para encabezar la Sedeculta, con un balance positivo en general. Tomando en cuenta la rumorología local, a continuación, hablaré de la que también es una candidata entre los allegados a Mauricio Vila para conducir la cultura en nuestro estado.

Erica Millet Corona es licenciada en periodismo egresada del IECY (1996). Cuenta con trayectoria profesional tanto en la iniciativa privada como en el gobierno municipal. De 2001 a 2004 fungió como subdirectora de relaciones públicas del Ayuntamiento de Mérida. Posteriormente, fue directora de comunicación social en el periodo 2004-2007. Fue nombrada secretaria ejecutiva de Mérida, Capital Americana de la Cultura 2017, cuyas funciones finalizan este 31 de agosto.

Su gestión al frente de dicho organismo brilló especialmente en cuanto a la cartelera de espectáculos internacionales, que trajo muestras artísticas de diversas latitudes, en especial de disciplinas como teatro, danza y música. Dada su poca experiencia en el área de la cultura, uno de sus grandes aciertos fue saberse rodear de un comité ciudadano compuesto por personalidades del ámbito como Alonso Gutiérrez, Carlos Martín Briceño, María Teresa Mézquita, Tatiana Zugazagoitia, Margarita Molina, etc.

Sin embargo, su administración recibió 75 millones de pesos de presupuesto, el cual tuvo no pocos dispendios, en especial si tomamos en cuenta que tan solo la réplica de la Capilla Sixtina costó alrededor de 45 millones. Asimismo, ante las críticas en torno al poco apoyo a los creadores locales, se creó el Fondo Mérida para la Cultura y el Desarrollo, cuyos resultados se dieron hasta diciembre del año pasado, con apenas 3 millones a repartirse entre 21 proyectos (de los cuales sólo 10 habían concluido su reporte a fines de julio de 2018).

Es decir, que a pesar de su buen desempeño y la transparencia de sus números (los cuales sabremos con exactitud próximamente, cuando entregue su informe), careció de un plan con ejes claros para un desarrollo continuo de la cultura en el municipio, donde tuvimos shows de calidad pero fugaces en su impacto general. No obstante, sus habilidades para el trabajo en equipo y la experiencia adquirida podrían colocarla como una buena opción al frente de la Dirección de Cultura. Queda claro que al margen de quien quede, se necesitará de una sensibilidad incluyente y un proyecto definido a partir del clamor ciudadano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios