21 de Noviembre de 2018

Opinión

Ballet Folklórico del Estado

Un día como ayer, pero de 1970, sonaban los acordes que daban pie a los primeros pasos del Ballet Folklórico del Gobierno del Estado.

Compartir en Facebook Ballet Folklórico del EstadoCompartir en Twiiter Ballet Folklórico del Estado

Un día como ayer, pero de 1970, sonaban los acordes que daban pie a los primeros pasos del Ballet Folklórico del Gobierno del Estado, haciendo realidad la idea que de la mente inquieta del maestro Luis Pérez Sabido surgía conjuntamente con el maestro Alfredo Cortés Aguilar: la creación de este ballet que representara con dignidad, garbo y elegancia lo que significan los colores del folklore de nuestro Estado.

Un abanico cromático que emana de los rincones de nuestro terruño y su cultura y que se transforma en baile a través de danzas como la cabeza de cochino, las suertes de la vaquería, la boda mestiza, el baile del pavo, la misma fiesta de las reses que da el nombre de vaquería y tantos reflejos de nuestro Mayab que son plasmados al compás de un 3 por 4, un 6 por 8 o un ritmo de danza al sonar los acordes de una alegre jarana.

Este bagaje de nuestro Estado se ha visto reflejado en muchas partes del mundo: Estados Unidos, Cuba, Italia, Francia, Guatemala, China y en los propios terruños que enmarcan nuestro país teniendo presencia en eventos importantes como las ferias de Oaxaca, Tabasco, Aguascalientes, Zacatecas, la Semana de Yucatán en México, el Festival Cervantino y en los eventos más importantes de nuestro Yucatán, siendo anfitriones y dándole la bienvenida a los mandatarios más importantes del mundo, teniendo como común denominador una cosecha de aplausos en cada presentación.

Hoy al tiempo y la distancia han transcurrido 48 años de la mano de los maestros Alfredo Cortés, Miguel Vázquez, Menalio Garrido, Eugenia Olsen, Raúl Castillo y actualmente dirigido por la maestra Corazón Sánchez y un sinnúmero de bailarines que han dedicado horas y días sobre los escenarios portando con orgullo nuestro traje regional, bailando nuestra jarana con sonrisa y elegancia, mostrando al mundo lo hermoso que es Yucatán, y haciendo que sintamos a flor de piel ese orgullo de ser yucateco.

Mi aplauso y reconocimiento a cada uno de los integrantes, maestros, utileros, vestuaristas y mentes que dieron vida a este hermoso ballet. Felicidades.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios