20 de Septiembre de 2018

Opinión

“No te des por vencido NUNCA, NUNCA, NUNCA”

El poder de la pluma

Compartir en Facebook “No te des por vencido NUNCA, NUNCA, NUNCA”Compartir en Twiiter “No te des por vencido NUNCA, NUNCA, NUNCA”

Winston Churchill, que pensaba que el éxito no era más que una suma de fracasos bien aprovechados , dio una vez un discurso en la que fuera su universidad, diciéndoles que nunca se dieran por vencidos, no importa si el sueño es grande o pequeño el les dijo “ no se rindan nunca, nunca, nunca”, y es que cualquiera que sea nuestro sueño, no importan los fracasos, las equivocaciones, los aciertos los desvíos, si somos tenaces y persistentes superaremos todo.

Porque en realidad ningún fracaso está ahí para castigarnos, todas las experiencias están ahí para vivirlas, para aprender y continuar nuestro camino. Nos pasamos la vida buscando pretextos y razones, errores de nuestro pasado, a quienes culpar por lo que no somos hoy, pensando en lo que hubiéramos sido si … y ya que lo encontramos le colgamos el peso de nuestro fracaso, de nuestra desilusión de nuestros sueños rotos. Puede ser un maestro, o nuestros padres, el compañero que nos buleaba , el novio que nos abandonó, cuando en realidad el único que escribe nuestro destino somos nosotros mismos.

Decía Amado Nervo en un poema, “Porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino”. No esperemos al final del camino, no esperemos un hipotético juicio final en el que le explicaremos a Dios por qué no fuimos lo que pudimos ser, por qué no ayudamos a quien pudimos ayudar, por qué desperdiciamos nuestra vida buscando culpables en lugar de salir y cumplir nuestros sueños. Por qué permitimos que nuestros miedos nos ahogaran y nos impidieran disfrutar la vida, que pasó a nuestro lado y no nos atrevimos a vivirla.

Cada uno de nosotros se encuentra en un punto diferente de su propio camino. Ese punto es el resultado de todas las decisiones que hemos tomado porque, al final, el lugar en el que estamos es el resultado de nuestros éxitos, de nuestros fracasos, pero sobre todo de nuestras experiencias, de nuestros amores y de nuestros rencores. Pero debemos de hacer conciencia que nadie más que nosotros mismos somos los responsables de nuestro destino, que si permitimos que alguien nos lastimara, que el peso del rencor nos retrasara, que el miedo nos paralizara fue una decisión tomada por nosotros.

Pero no importa cómo ha sido tu camino hasta hoy, no importa si lo has caminado con tu vista fija en el pasado o cona mirada soñadora solo en el futuro. Lo importante es que este último paso que diste sea el último que das sin plena conciencia de la responsabilidad que tienes contigo mismo y con la vida.

A partir de hoy has que cada paso cuente y te lleve hacia tus metas. Aprende de tus errores y disfruta la experiencia, se un arquitecto con sentido que construye su vida sobre columnas bien cimentadas, has que vivir valga la pena para que cuando llegue ese último día, o no esperes al último día, para que cada día de tu vida cuando veas hacia atrás no tengas nada que explicar, no tengas a nadie a quien culpar, que no tengas detrás de ti posesiones sino experiencias, que no hayas cargado fracasos y rencores sino que hayas sido impulsado por la gratitud y la experiencias. Que cada día puedas decir tranquilo que viviste tu vida al máximo, que la gente que amas lo sabe, que has tenido paz y la has compartido, que aprendiste de todas las experiencias y que no te diste por vencido nunca, nunca, nunca.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios