18 de Septiembre de 2018

Yucatán

Pacotillero recibe ocho balazos a quemarropa (video)

Detuvieron a uno de los agresores luego de chocar cuando huían en una motocicleta. Está internado en el Hospital O'Horán.

Cuando escucharon los balazos, vecinos de la colonia Francisco I. Madero de Progreso, donde ocurrió el ataque, pensaron que eran fuegos artificiales. (Óscar Pérez/SIPSE)
Cuando escucharon los balazos, vecinos de la colonia Francisco I. Madero de Progreso, donde ocurrió el ataque, pensaron que eran fuegos artificiales. (Óscar Pérez/SIPSE)
Compartir en Facebook Pacotillero recibe ocho balazos a quemarropa (video)Compartir en Twiiter Pacotillero recibe ocho balazos a quemarropa (video)

Óscar Pérez/SIPSE
PROGRESO, Yuc.- Ocho balazos a quemarropa fueron los que recibió el pacotillero Julio S.P., de 42 años de edad, tras el atentado que sufrió la mañana del jueves a las puertas de su domicilio por un supuesto "ajuste de cuentas", en la colonia Francisco I. Madero de este puerto.

Los balazos, al parecer de una pistola de 9 milímetros, fueron realizados por un sujeto que viajaba con otro en una moto amarilla, los cuales desde minutos antes vigilaban desde la acera de enfrente los movimientos de Julio.

Tras la agresión, la pareja de la víctima, identificada como Yuridia A., lo abrazó y se mantuvo cerca de él mientras llegaba la ambulancia. Según vecinos, el pacotillero es una persona tranquila, aunque además de la compraventa de especies marinas también se dedicaba al comercio de vehículos.

La ambulancia trasladó al herido al Centro Médico Americano (CMA) de este puerto, donde los médicos se sorprendieron que siguiera con vida, pues tenía ocho balazos en el cuerpo: cuatro en la zona del abdomen, dos en la espalda, uno en el hombro y otro más en un brazo. Además, al caer al piso, resultó con fractura del antebrazo izquierdo.

Los médicos del CMA le brindaron las primeras atenciones y ahí mismo fue intervenido quirúrgicamente. Familiares están con él en espera de que salga avante de este ataque del cual no hay antecedentes similares en lo que va del último lustro en este puerto.

Chocan durante la huida

Por cierto, los motociclistas que perpetraron el ataque chocaron durante su huida, en la glorieta de la fuente de la calle 33 del puerto.

Uno de ellos identificado como Sulay J.T., está detenido y bajo custodia policíaca en el Hospital O'Horán de Mérida, debido a que está bajo investigación por el atentado contra Julio S.P.

Testigos afirman que los agresores viajaban en una moto amarilla, uno con casco de bicicleta, que viajaba en la parte trasera, y el otro sin casco y era el que conducía.

La moto chocó contra una camioneta Lincoln Mark color blanco en la glorieta de la fuente, cuando viajaban a toda velocidad.

Tras chocar, uno de ellos huyó del sitio pese a que estaba muy golpeado y cojeando, abandonando a su compañero en el lugar.

El otro, que se encuentra detenido, resultó con fracturas en las dos piernas, por lo que no pudo escapar.

El accidente ocurrió momentos después y a tan solo tres cuadras del sitio donde fue baleado Julio S.P.

Vecinos creyeron que eran voladores

Habitantes de la colonia Francisco I. Madero, donde ocurrió el atentado, señalaron que un fuerte ruido obligó a que salieran a la calle a ver qué sucedía.

"Yo pensé que eran voladores de algún gremio, por lo que salí a la puerta a ver qué era, cuando me di cuenta que don Julio estaba tirado en el suelo y su mujer llorando junto a él", indicó una vecina de la calle 50 A entre 39 y 41.

Otra vecina dijo que tras escuchar ruidos fuertes salió a la calle, pues creyó que alguien estaba reventando bombitas y también vio a su vecino tirado en el suelo, a las puertas de su predio.

Una joven, también vecina del rumbo, dijo que estaba durmiendo y los ruidos la despertaron.

"Escuché algo fuerte, pensé que algo explotaba, pero me di cuenta de todo al salir de la casa y ver al vecino", añadió.

Habitantes del rumbo exigieron más seguridad a las autoridades y externaron su queja porque el herido estuvo tirado durante media hora en la puerta de su casa, sin recibir atención médica. Indicaron que llegaron las patrullas rápido, pero la ambulancia no llegaba y no podían ni moverlo.

Los vecinos señalaron que los agresores huyeron en una moto amarilla y que casi derrapan en la esquina tras la balacera.

Según dijeron, ya esperaban a que Julio saliera a la puerta, pues uno estaba sentado en la acera, cerca del canal de la ciénaga, esperando el momento para dar la señal a su compañero, que se acercó con la moto y una vez arriba los dos pusieron en marcha el vehículo y atacaron a su víctima.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios