11 de Diciembre de 2018

Yucatán

Recomendaciones para motivar a niños a ir al dentista

Para acudir con una sonrisa a su consulta recomiendan a los padres de familia desarrollar una confianza de los niños con el odontólogo.

Recomiendan a los padres de familia no asociar el dolor con ir al dentista porque se crean una imagen errónea de la revisión dental. (Milenio Novedades)
Recomiendan a los padres de familia no asociar el dolor con ir al dentista porque se crean una imagen errónea de la revisión dental. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Recomendaciones para motivar a niños a ir al dentistaCompartir en Twiiter Recomendaciones para motivar a niños a ir al dentista

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La figura del dentista en el imaginario de los niños a veces es asociada con terror y castigo, ya que muchos padres lo usan para lograr que los pequeños cuiden sus dientes o hagan alguna tarea del hogar, pues de no ser así los llevarán con el odontólogo para que los atienda con sus “utensilios del horror”.

La escena, lejos de motivar hábitos saludables o una conducta positiva, genera un temor por la visita al dentista.

Para dar consejos y recomendaciones sobre cómo acompañar a los hijos a sus primeras y seguidas visitas con el odontólogo, el estomatólogo (especialista en materia de salud bucal), Gabriel Peraza, del Instituto Mexicano del Seguro Social en Yucatán, comparte información útil para las familias. 

Visitas sin amenazas

Ojo padres de familia o tutores, es importante que no amenacen a sus hijos con castigos como llevarlos al dentista si se portan mal, porque crearán una imagen negativa del especialista en el tema.

De viva voz: “Hay que cambiar esa mentalidad, informales que los profesionales de la salud bucal somos sus amigos, y lo que queremos es que siempre tengan su boca limpia, sana y sus dientes completos para que cuando sonrían se vean mejor”.

¿Qué hacer para que el niño no salga despavorido de sus primeras consultas?

1.- Se recomienda a los profesionales que en la primera visita traten de ganarse la confianza del niño.
“No podemos entrar de lleno a un tratamiento complicado, como extirpación de caries o colocación de una amalgama porque podría significar una experiencia traumática. Lo importante de las primeras consultas es tranquilizar al niño, acompañándolo a subirse al sillón en el que se le atiende, enseñándole el cepillo, explicándole el procedimiento, todo con calma, a menos que venga por un tratamiento de urgencia”, dijo Gabriel Peraza.

2.- Antes de la cita, los padres también pueden comentarle al niño que no hay nada que temer y que la salud bucal es importante para su vida. Deben esforzarse por transmitir a su hijo una sensación de confianza y de seguridad. Es necesario que entre el menor y el dentista haya buena relación y no se creen miedos o temores desde el principio.

3.- En camino, los padres pueden decir a los pequeños que se trata de una visita sencilla en la que se examinará que sus dientes estén bien, para que tenga la percepción de que es una situación normal. Evita hablar de procedimientos complejos que  suenen aterradores, como cirugías y anestesia, etc.

Frecuencia y edad ideal

1.- De acuerdo con el odontólogo, en un tratamiento por caries se debe ir cada ocho días con el especialista, para darle seguimiento y el niño no tenga temor, así desarrolla su confianza. Como mínimo hay que acudir dos veces año.  

2.- En el momento que salga el primer diente, que en los niños es variable desde los cinco meses, se debe comenzar la revisión de manera integral; se checa la lengua, piso de la boca, el paladar, los carrillos y se les da indicaciones a los padres.

3.- Cuando son menores de año y medio, la limpieza es con una gasa, y se procura darles agua después de su última dosis de leche antes de dormir.

4.- El profesional le hará una revisión de dientes y encías, verá si existen caries del biberón, se evaluarán posibles problemas como mordida cruzada, abierta o alteraciones de crecimiento y, seguramente, iniciará un historial sobre los antecedentes médicos y dentales del niño.

5.- Es momento de corregir malos hábitos e introducir desde temprano buenos hábitos de limpieza. 

Ojo con los bebés
  • Conviene tener el hábito de examinar regularmente los dientes del bebé. Ten en cuenta que las piezas saludables tienen un color blanco uniforme. Si ves manchas o puntos en los dientes es conveniente adelantar la visita al dentista.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios