24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Con miedo a enfermarse por falta de dinero

Pescadores piden trabajos temporales en tiempos de vacas flacas.

Las esposas de los pescadores ven la situación económica muy complicada como consecuencia del periodo de veda de mero. (Manuel Pool/SIPSE)
Las esposas de los pescadores ven la situación económica muy complicada como consecuencia del periodo de veda de mero. (Manuel Pool/SIPSE)
Compartir en Facebook Con miedo a enfermarse por falta de dineroCompartir en Twiiter Con miedo a enfermarse por falta de dinero

SIPSE
PROGRESO, Yuc.- Ayer se entregó en las instalaciones de la Dirección de Desarrollo Agropecuario y asuntos ejidales, el segundo pago a 2 mil 657 hombres de mar, de la cabecera municipal, correspondiente al periodo de veda de mero, y lo mismo sucedió en las comisarías de Chicxulub, Chelem y Chuburná Puerto, donde en completa calma se hizo efectivo el apoyo a otros mil 163 pescadores.

Al respecto, madres de familia dijeron que ante este mal panorama, la situación a la que enfrentan para subsistir es complicada, de tal modo que pedir prestado a sus conocidos se ha hecho frecuente,  aunque en muchos de los casos reciben un apoyo por parte del Gobierno del Estado, de 300 pesos semanales y una despensa, consideran que aún es insuficiente.

“Diario me gasto tan sólo en la comida, más de 100 pesos sin contar que tengo que dar gastada y pagar camiones de ida y vuelta a mis tres hijos que estudian en el puerto (progreso), aunque en Flamboyanes hay escuelas, la delincuencia está fuerte y para no exponerlos, preferimos estudien acá, haciendo un gran esfuerzo”, indicó la señora Norma Díaz, quien afirmó que el menú en estos días, es a base de arroz, frijol y tortillas.       

Por su parte, la señora Sol Moreno Ramón, dijo que su esposo se fue a pescar pargo, (de la variedad canané), pero el motor de la embarcación falló, por lo que se quedaron varados en Frontera, Tabasco;  como no recibió adelanto del viaje, tendrá que subsistir con trabajitos que le caen para limpiar casas, afirmó que el apoyo del gobierno es de mucha utilidad, le permite completar lo que requiere para la casa.

Otra de las entrevistadas, doña Rubí Hernández, indicó que su esposo intenta salir a la pesca, desde hace varios días, pero no ha podido porque el puerto está cerrado a la navegación, para ayudarse con los gastos elabora antojitos que vende a sus vecinas, aunque reconoció que la situación es tan mala, que aunque quieran comprarle las clientas tampoco tienen el recurso para hacerlo. Y al referirse a las casa de empeño que en estos días se supone viven la mejor de las épocas, señaló que a fin de cuentas, ya no tienen nada que empeñar.

“Solo pedimos al gobierno que nos de empleos en esta temporada, que de verdad lo necesitamos”, puntualizó la entrevistada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios