17 de Noviembre de 2018

Yucatán

Con tecnología, menos tiempo de hospitalización

La laparoscopía disminuye los costos para el IMSS y genera un menor tiempo de recuperación y de reincorporación al ámbito laboral.

"Los avances tecnológicos médicos han permitido al sistema de salud desarrollar métodos diagnósticos más precisos y oportunos”, Gaspar Ley Chi, Coordinador del IMSS. (SIPSE)
"Los avances tecnológicos médicos han permitido al sistema de salud desarrollar métodos diagnósticos más precisos y oportunos”, Gaspar Ley Chi, Coordinador del IMSS. (SIPSE)
Compartir en Facebook Con tecnología, menos tiempo de hospitalizaciónCompartir en Twiiter Con tecnología, menos tiempo de hospitalización

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La incorporación de cirugías de mínima invasión (laparoscópicas) como parte del esquema básico para el tratamiento para enfermedades de alta incidencia, como la apendicitis y vesícula biliar, han redundado para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán en la reducción de la mitad de días de incapacidad que se otorga a un trabajador.

Lo anterior aminora los costos para este instituto y propicia un menor tiempo de recuperación y de reincorporación al ámbito laboral de los empleados, destacó el coordinador auxiliar de los servicios de prevención y promoción para la salud de los trabajadores del IMSS en el Estado, Gaspar Ley Chi.

El funcionario indicó que de 20 años a la fecha hay una disminución significativa en los días de incapacidad por estos padecimientos, los cuales figuran en las cinco causas más frecuentes de intervenciones quirúrgicas.

“Antes, la litiasis vesicular tenía que ser una cirugía abierta (laparotomía) que el tiempo de recuperación del paciente variaba entre 28 a 45 días, actualmente este tipo de procedimiento se hace, en la mayoría de los casos, por laparoscopía, y con unas pequeñas incisiones. A través de una cámara se hace el procedimiento quirúrgico en el interior del abdomen y el tiempo de recuperación es de 10 a 15 días”, detalló.

De acuerdo con registros del IMSS en Yucatán, al mes se realizan, en promedio, 150 extracciones de la vesícula biliar, denominada colecistectomía. Por esta causa, por cada paciente varón  se atiende a cuatro mujeres; suele presentarse a partir de los 40 años.

La apendicitis, por su parte, genera un promedio de 120 intervenciones quirúrgicas  al mes, sobre todo en personas de entre 20 y 30 años, a las cuales se evita realizar una cirugía abierta, cuya incisión es de cinco a siete centímetros. 

De esta manera, si se toma en cuenta que se realizan al mes un promedio de 230 intervenciones de este tipo, con la realización al cien por ciento de intervenciones tradicionales los días de incapacidad figurarían en siete mil 560, situando sólo el mínimo de días, que es de 28.

Con la realización de cirugías laparoscópicas, en el cien por ciento de los casos, tomando en cuenta el máximo de días de recuperación, que es de 15, los días de incapacidad se reducen a tres mil 450.

Ley Chi dijo que el tiempo de reducción de la patología beneficia a todos, en primer término al trabajador, ya que la recuperación es más breve y está menos tiempo hospitalizado, ya que la cirugía es ambulatoria, sólo está en el hospital de seis a ocho horas; puede estar más tiempo en recuperación con su familia, y se reincorpora más rápido al trabajo.

Asimismo, dijo, para la empresa es un beneficio, porque el tiempo en que los empleados se ausentan por problemas de salud disminuye.

¿Donde están?

  • La apendicitis es la inflamación de un segmento muy pequeño que sobresale del intestino grueso, cerca del punto donde éste se une al intestino delgado, y se le denomina apéndice.
  • La vesícula es un pequeño órgano que actúa como un reservorio donde se concentra la bilis secretada por el hígado para digerir las grasas, y en ocasiones los cristales de colesterol se mezclan con la bilis formando piedras.

No apto

  • El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) define a la incapacidad como la condición en la que el paciente no se encuentra apto para desempeñar su trabajo.
  • De esta manera, la incapacidad por enfermedad general es otorgada por un médico del IMSS al asegurado que sufra un padecimiento no generado por un accidente o enfermedad de trabajo, es decir, que esta condición sea ajena a cualquier consecuencia o situación laboral.
  • El IMSS, como parte de las prestaciones de los trabajadores, otorga un subsidio ante esta situación, que consiste en un recurso económico, en tanto el empleado se recupera de salud.
  • El pago de subsidios se puede extender hasta por 78 semanas, previa prescripción de incapacidades de médicos del IMSS.
  • Así, el trabajador no deja de percibir sus ingresos y su recuperación será hasta que se encuentre en óptimas condiciones para regresar a su jornada laboral sin complicaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios