24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Pesca furtiva, serio problema para Conapesca

Los 12 inspectores del organismo son insuficientes para vigilar todo el litoral yucateco: subdelegado Luis Martínez Ordaz.

La pesca furtiva va ganando terreno a la Conapesca, confiesa Luis Ernesto Martínez Ordaz, subdelegado del organismo a nivel estatal. En la foto, un curso a pescadores. (Twitter)
La pesca furtiva va ganando terreno a la Conapesca, confiesa Luis Ernesto Martínez Ordaz, subdelegado del organismo a nivel estatal. En la foto, un curso a pescadores. (Twitter)
Compartir en Facebook Pesca furtiva, serio problema para ConapescaCompartir en Twiiter Pesca furtiva, serio problema para Conapesca

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- El subdelegado de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), Luis Ernesto Martínez Ordaz, declaró que con sus 12 inspectores, esa dependencia no se da abasto en la vigilancia para evitar la pesca furtiva en el litoral yucateco.

El funcionario dijo además que no le consta que haya presencia de personas encapuchadas y armadas que se dedican a la pesca furtiva en la zona poniente del litoral yucateco, como denunció el alcalde de Celestún, Leonel Rosado Mena.

El alcalde yucateco dijo que en las últimas semanas han detectado a personas que se dedican a delinquir en altamar, que incluso se roban el producto de los pescadores y los motores de sus lanchas, informa el Gobierno de Yucatán.

Al respecto, Martínez Ordaz sostuvo que se ha avanzado en la inspección y vigilancia en la costa, y que no le consta ni tiene reportes gráficos de gente encapuchada dedicada a la pesca furtiva u otras ilegalidades.

“No pongo en duda eso que se manifiesta, pero en lo personal no me consta”, recalcó Martínez Ordaz, quien agregó que junto con los sectores pesqueros organizados, la Armada de México y la Policía Estatal trabajan coordinadamente para evitar la depredación de productos marinos, en especial el cotizado pepino de mar.

Imposible las 24 horas

Reconoció que hay tareas pendientes para evitar la pesca furtiva en Yucatán, pero al mismo tiempo precisó que es muy complicado vigilar las 24 horas del día el litoral, sobre todo porque la Conapesca sólo cuenta con 12 inspectores en la entidad.

“Siempre habrá ese señalamiento por parte del sector sobre la pesca furtiva, y en eso estamos trabajando, en sentar las bases de coordinación con diferentes dependencias que tienen que ver con la seguridad, para ir avanzando poco a poco en acabar o reducir de manera importante este delito”, señaló el exdiputado.

El subdelegado declaró que “no demerita” los comentarios sobre la supuesta presencia de encapuchados armados en altamar, pero que tampoco aumentarán ni disminuirán la vigilancia en la zona.

"Eso sí, no vamos a dejar de vigilar, hasta donde podamos, porque buscamos reducir o acabar la pesca furtiva, tanto en su presencia física, como administrativa y legal”, agregó.

Insistió que difícilmente podrán mantener la presencia o vigilancia de sus 12 inspectores en el mar todo el día, pero continúan las tareas de inventario de especies en las plantas congeladoras, y de inspección de automóviles que transitan en las diferentes carreteras que conectan con los puertos, para verificar que no haya un manejo o transportación ilegal de productos marinos.

Además, recordó, llegaron a un acuerdo con la Aduana del aeropuerto de Mérida, para evitar vuelos extraordinarios nocturnos con pepino de mar, y de esa manera llevar un control de esa especie que se exporta, ya que actualmente existe un importante inventario en las congeladoras locales.

Problemas a consecuencia del 'mal tiempo'

Las malas condiciones climáticas que se han vivido desde el fin de semana, han perjudicado proporcionalmente al sector pesquero principalmente a los ribereños y parte de los viajeros, se dio a conocer en Progreso. 

De acuerdo con pescadores ribereños el clima ha sido un impedimento en los últimos días para poder llevar a cabo sus actividades laborales, dejándolos estacionarios, ya que ante el efecto del norte se vieron en la necesidad de asegurar sus lanchas en puertos de abrigo o sobre las playas, lo cual les impidió salir a la mar por los riesgos que esto significa.

Además, agregaron que aun pasando el temporal serán necesarios algunos días para que el fondo del mar regrese a la calma y puedan practicar la pesca. 

Por otro lado, una buena parte de los pescadores dedicados a los viajes, tuvo que quedarse en tierra al no haber partido previo a la entrada del norte, y tendrán que salir a la mar apenas sea conveniente nuevamente, a fin de realizar uno de los últimos viajes en busca de capturar mero antes del inicio de la veda de la especie. 

La falta de actividad pesquera entre los hombre dedicados a este tipo de trabajo, ha comenzado a generar un decremento en la capacidad adquisitiva de las familias que subsisten de ello, dejando en claro lo difícil que resultará el periodo de veda en los próximos meses. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios