20 de Agosto de 2018

Yucatán

En caso de choque, 'más vale un mal arreglo que un buen pleito'

Ajustadores revelan que la consigna de las empresas de seguros es resolver el problema en el lugar del accidente.

Los agentes de seguro buscan soluciones en caso de algún percance. Es muy importante leer las cláusulas del contrato de la poliza. (Milenio Novedades)
Los agentes de seguro buscan soluciones en caso de algún percance. Es muy importante leer las cláusulas del contrato de la poliza. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook En caso de choque, 'más vale un mal arreglo que un buen pleito'Compartir en Twiiter En caso de choque, 'más vale un mal arreglo que un buen pleito'

Jaime Tetzpa/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- La consigna entre los ajustadores de las empresas de seguros es resolver el problema en el lugar del accidente, de ahí que de cada 10 choques nueve se resuelvan en el momento, a través de la conciliación o cuando los conductores se ponen de acuerdo y cada quien queda con “su golpe”. Salvo contados casos, la unidad se declara pérdida total.

William Montalvo Chang, experimentado ajustador y valuador de una empresa de seguros, se encarga de calificar si el automóvil siniestrado tiene reparación o, debido al costo de las refacciones, es preferible darlo como pérdida total, ya que será más económico para la aseguradora. 

Respecto a qué tan cierto es que resulta más fácil dar como pérdida total los autos nuevos a intentar repararlos, explicó que en los vehículos modernos las piezas son modulares.

Como ejemplo, comentó que algunos carros tienen la defensa o facia de una sola pieza, y cuando sufre un golpe, ya sea que se desprenda completamente, da la impresión de haber sido demasiado fuerte.

“Si el auto vale 30 mil pesos, negociamos y ofrecemos 15 mil, y que se quede con el vehículo”, aseguró Montalvo Chang

Aunque en realidad, dijo, son pocos los casos que se van a pérdida total, ya sea por el tipo de vehículo o el costo de las refacciones.

“Para que un vehículo sea considerado pérdida total, el precio estimado de la reparación debe rebasar hasta en un 50 ó 55 por ciento de su costo, por las refacciones”, explicó.

Añadió que si el conductor tiene seguro de responsabilidad civil contra daños a terceros, al tener un percance y ser declarado el otro auto como pérdida total, su aseguradora pagará el vehículo al otro conductor, de acuerdo con el valor comercial del automóvil, con base en el famoso libro azul EBC, conforme al costo más alto establecido en la guía.

“Hay casos en los que resulta más caro conseguir las refacciones, sobre todo cuando se trata de carros viejos, por tanto, es preferible negociar. Si el auto vale 30 mil pesos, negociamos y ofrecemos 15 mil, y que se quede con el vehículo”, detalló.

Si el asunto es más complicado y se trata de arreglar la suspensión, sistemas eléctricos, computadoras o incluso cuando las bolsas de aire estallan y pareciera que el coche no tiene gran daño es mejor tomar alternativas. 

Una bolsa de aire cuesta en promedio 12 mil pesos, si son cuatro, son 48 mil pesos, más la mano de obra; es decir, todo el sistema supera el 55 por ciento del valor del accidente, ya que arreglar la bolsa implica reparar todo el sistema, porque los cinturones de seguridad quedan tensos y hay que cambiar el volante completo, lo cual resulta mucho más costoso. 

Aseguradoras
  • En Yucatán operan aproximadamente 16 compañías de seguros, incluyendo las instituciones bancarias que también ofrecen ese producto para los automovilistas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios