20 de Julio de 2018

Yucatán

'Hay que vivir la vida que Dios nos ofrece'

En el IV Congreso Mariano el sacerdote Miguel Medina Oramas exhorta a vivir con intensidad el Año de la Misericordia.

El padre Miguel Medina Oramas durante el IV Congreso Mariano realizado este fin de semana en Mérida. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
El padre Miguel Medina Oramas durante el IV Congreso Mariano realizado este fin de semana en Mérida. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'Hay que vivir la vida que Dios nos ofrece'Compartir en Twiiter 'Hay que vivir la vida que Dios nos ofrece'

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Hoy en día el ser humano está rodeado de muchos, gozos, como alcoholismo, drogadicción, de las relaciones sin amor, que son pasajeros, en cambio, en este IV Congreso Mariano se busca que uno descubra ese que ofrece Dios, que es un gozo verdadero y auténtico, expresa el Pbro. Miguel Medina Oramas, a cargo de la iglesia de Santa Luisa de Marilac, encargada de organizar el evento.

Entrevistado en el local de la CTM, ubicado en el oriente de la ciudad, durante una pausa de este congreso, el sacerdote mencionó que es necesario que seamos capaces de vivir con mayor intensidad este año de la misericordia.

“Hay que vivir la vida que Dios nos ofrece, que seamos capaces de intensificar ese encuentro con Jesucristo y descubrir en María, un camino cierto. Es un reto muy grande vivir la espiritualidad católica que Cristo nos vino a enseñar a través de su iglesia, ya que sólo así podremos obtener los frutos de este año de misericordia”, indica.

En ese sentido pone como ejemplo que tengamos un árbol de mango, del cual no estamos aprovechando sus mejores frutos, “estamos quizá recogiendo otros frutitos, tal vez los más atractivos, más agradables al paladar y nos estamos olvidando de los grandes frutos que nuestra iglesia nos propone”.

El Pbro. Medina Oramas señala que es necesario romper ese círculo de egoísmo, de maldad de tantas cosas que miramos alrededor y descubrimos que hay asesinatos, robos, tanta injusticia, un camino opuesto a la voluntad de Dios.

“Con todo esto que estamos viviendo últimamente nos damos cuenta que no vamos para bien. En la lucha por mantener los valores, católicos, mucha gente cae en la tentación de lo más fácil, no de lo realmente forzado y valioso”, manifiesta..

“En ese sentido, abundó que en este Año de la Misericordia se pretende que mediante este congreso se invite a tomar la mano de María nuestra madre e ir contra corriente, y sobre todo seguros de que vamos a poder encontrar ese gozo y felicidad plena que no la da el mundo”, expresa..

Los gozos pasajeros

“El mundo nos da gozos, pero muy pasajeros, y destructivos. Hoy gozo mi alcoholismo, pero mañana estoy tirado sin ningún dinero y ya hice una desgracia con mi familia, y ya me destrocé. Lo mismo sucede con el que se inyecta, el que se droga, es algo que está gozando, pero pasajero. También están las relaciones sexuales sin amor, sin un propósito, solo por saciar el cuerpo”, indica.

El Pbro. Medina Ormas subraya que mucho de eso que el hombre vive hoy tendríamosque descubrir y entender que son gozos pasajeros.

Este congreso, que concluye hoy domingo, reunió aproximadamente unas mil personas, y se contó con la presencia del Pbro. Juan Rivas L.C., quien ofreció la conferencia “María amada del padre”. También participaron los grupos de ministerios de alabanza Xalom y Misericordia, del Movimiento de Renovación Carismática Católica del Espíritu Santo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios