21 de Agosto de 2018

Yucatán

Solo existen seis desfibrilador en Yucatán

El Desfibrilador Externo Automático ofrece el doble de posibilidades de sobrevivir ante un paro cardiaco.

Hoy fue instalado un DEA en la Facultad de Odontología de la Uady, el sexto en la entidad. (Foto: José Salazar/Milenio novedades)
Hoy fue instalado un DEA en la Facultad de Odontología de la Uady, el sexto en la entidad. (Foto: José Salazar/Milenio novedades)
Compartir en Facebook Solo existen seis desfibrilador en YucatánCompartir en Twiiter Solo existen seis desfibrilador en Yucatán

Mérida, Yuc.- Según una investigación realizada por la American Heart Association (AHA), se tiene el doble de posibilidades de sobrevivir a un paro cardiaco en la vía pública cuando un transeúnte interviene para aplicar un Desfibrilador Externo Automático (DEA) antes de que lleguen los servicios médicos.

En Yucatán, aunque no muchas personas lo saben, solo existen seis sitios públicos que cuentan con estos dispositivos: el centro comercial La Gran Plaza, el Aeropuerto Internacional de Mérida “Manuel Crescencio Rejón”, el Palacio Municipal de Mérida, el Congreso del Estado, el Hotel Costa Club del Isstey (Yucalpetén) y a partir de este jueves, la Facultad de Odontología de la Uady.

Juan Alberto Cortazar Vivas, Técnico en Urgencias Médicas (TUM) y en Gestión Integral de Riesgo (TGIR) y director del programa Yucatán Cardioprotegido, dice que durante los primeros minutos de un paro cardíaco se presenta una arritmia llamada fibrilación ventricular y para regresar al corazón a su ritmo normal es necesario administrar una descarga controlada, esto se hace por medio del Desfibrilador Externo Automático (DEA).

El DEA puede comprobar el ritmo cardiaco de la persona. (Foto: Milenio novedades)

El especialista en la atención de emergencias, promueve el programa con el objetivo de generar conciencia entre la población sobre la importancia de conocer la Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y la formación de sitios cardioprotegidos en el Estado.

“Un sitio cardioprotegido es un lugar público o privado en donde en caso de ocurrir un paro cardíaco se cuente con personal capacitado en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y un Desfibrilador Externo Automático, lo que se puede traducir como la diferencia entre la vida y la muerte de la persona”, subrayó el especialista.

En la implementación de este programa, Cortazar Vivas cuenta con la asesoría y respaldo de Diego Francisco López Marín, médico general y Técnico en Urgencias Médicas.

El DEA es un dispositivo médico computarizado que puede comprobar el ritmo cardíaco de la persona, usa mensajes de voz y luces o para decirle al usuario los pasos a seguir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios