19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Ven consolidación en el quehacer cultural en Yucatán

Instituciones estatales han dado un fuerte impulso a las artes, logrando un acercamiento con la población en diversas disciplinas.

Cada vez hay más espacio en Yucatán para el desarrollo artístico. (Milenio Novedades)
Cada vez hay más espacio en Yucatán para el desarrollo artístico. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Ven consolidación en el quehacer cultural en YucatánCompartir en Twiiter Ven consolidación en el quehacer cultural en Yucatán

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Para evitar conductas de riesgo, como la drogadicción y el pandillerismo, en los últimos años instituciones yucatecas de todos los niveles de gobierno han dado un fuerte impulso a las artes, logrando un acercamiento con la población en diversas disciplinas y, además, que estos espacios funjan como semillero de artistas.

Si bien en Yucatán siempre ha existido interés por el quehacer cultural, en especial la música, danza y artes visuales, hoy en día se han consolidado estos espacios para evitar que los niños caigan en los vicios.

Para ello, se ha incrementado la matrícula de los cursos y talleres y se han generado oportunidades de empleo para artistas, lo que ha permitido ubicar talentos en diversas partes de la entidad.

Néstor Rodríguez Silveira, director de Educación y Fomento Artístico de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), señaló que en Yucatán el interés por las disciplinas artísticas ha ido en aumento, lo cual ha propiciado que poco a poco se vayan profesionalizado, ofreciendo mayores y mejores oportunidades a los egresados.

“Lo que trabajamos en la Sedeculta tiene el enfoque de la ocupación del tiempo libre, que está en captar o darle oportunidad a la gente que quiere tener una disciplina artística en determinada área, como puede ser teatro, danza, música, artes visuales y, en caso del Centro Cultural del Niño Yucateco (Cecuny), computación y cuestiones de ciencia”, explicó Rodríguez Silveira.

En Yucatán siempre ha existido interés por el quehacer cultural, en especial la música, danza y artes visuales

De esta forma, afirmó, cuando se detectan niños con cualidades artísticas, se contacta a los padres para proponerles un enfoque más específico de la disciplina, ya no sólo como ocupación del tiempo libre.

En este sentido, la Sedeculta cuenta con el Cecuny para los pequeños, la Casa de la Cultura para jóvenes, adultos y gente de la tercera edad, así como el Centro Cultural “Ricardo López Méndez”, donde se incluye a personas con alguna discapacidad, y la Ibérica, que es para adultos y personas con alguna discapacidad.

El Cecuny y el Centro Cultural “López Méndez” tienen un esquema para el trato con niños con discapacidad, que no es limitante para una labor artística e intelectual; generalmente, se trabaja danza y plástica.

“Nuestra vocación está encaminada a que estos jóvenes acudan a los centros culturales para tener las bases y aspirar a entrar a algún instituto especializado, como la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY)”, indicó.

Para lograrlo han “seriado” los talleres, de manera que sea formativo para jóvenes y adultos; si bien no tendrán una certificación académica, en conocimientos será un primer cimiento de formación.

Explicó que por lo general se manejan cuatro expresiones artísticas básicas: música, teatro, artes visuales y danza; además, hay espacios donde se imparte el tallado de madera.

Mencionó que aceptan a todas las personas, ya que la intención es brindar la oportunidad de realizar alguna actividad que siempre se haya querido desarrollar. 

Una oportunidad 

A 11 años de haber sido creada, directivos de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY) señalan que existe gran demanda de los jóvenes por las diversas disciplinas que imparten, resultado de una mayor profesionalización.

“La ESAY ha aumentado su oferta de formación profesional en los campos artísticos. Iniciamos con tres licenciaturas: Música, Teatro y Artes Visuales”, recordó Beatriz Rodríguez Guillermo, directora de este instituto.

A la fecha, dijo, se cuenta con docencia de danza clásica y en Música se ha ampliado la oferta, con especialidad en Materia de Instrumentos; en Educación Artística se ha destinado a profesionales de diversos campos para que impartan clases, y desde el año pasado cuentan con los primeros posgrados: Dirección de Escena y Producción, así como Enseñanza de las Artes Visuales.

Explicó que este crecimiento se debe a la fuerza que han adquirido las artes, consolidándose de forma académica tras el interés que despiertan en los jóvenes que aspiran a formarse en estos campos.

Señaló que en música se ofrecen 11 licenciaturas y dos posgrados.

Agregó que la matrícula actual es de 303 estudiantes, pero en vísperas de la apertura de los cursos, en agosto, la demanda se dispara: al momento, dijo, cuentan con un registro de aspirantes de aproximadamente 92 en música, 27 en teatro y alrededor de 60 en artes visuales.

De todos los aspirantes sólo se queda el 50 por ciento por cada disciplina, pues tienen una matrícula determinada, y por la especialidad de la formación no pueden aceptar a más de los que se pueden atender.

“La dinámica de los campos de la cultura y del arte en Yucatán siempre ha sido interesante, propositiva y en constante movimiento; quiere decir que el escenario del arte y la cultura se expande, cada vez hay más artistas con formación”, apuntó Beatriz Rodríguez.

Detalló que no es que antes no hubiera proyectos artísticos, sino que ahora hay un espacio de formación académica, que permite que las personas de la región Sur-Sureste tengan una opción de profesionalización.

Talleres

El interés por la cultura en la entidad genera que las propuestas artísticas tengan buena demanda, entre ellas destacan las artes plásticas y la música. Actualmente, los talleres que se ofrecen tienen hasta más del 80 por ciento de ocupación.

Para abarcar toda la entidad y detectar los talentos, las instituciones han optado por llevar a cabo programas que atienden a niños en sus comunidades, ya sea en municipios del interior del Estado o colonias.

El sentido de estos cursos son recreativos, para detectarlos y canalizarlos a centros culturales y que se encaminen a lograr una formación académica.

Debido al interés en estos programas y la conciencia en materia de los resultados que deja la sensibilización al arte dentro de una comunidad, cada vez son más los programas gubernamentales que atienden a personas que muchas veces no tienen recursos económicos para acudir a un centro cultural.

Aunado a esto, ahora se percibe una mayor comprensión de los adultos hacia los jóvenes por el estudio de las artes y hasta los apoyan, pues pueden formarse académicamente y tener niveles de vida dignos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios