22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Consumismo pasa factura a yucatecos

Consideran que al menos la mitad de las personas que perciben un ingreso económico han enfrentado problemas por exceder su crédito o por pagos atrasados.

El gran número de ofertas atrae a los consumidores yucatecos. (José Acosta/SIPSE)
El gran número de ofertas atrae a los consumidores yucatecos. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Consumismo pasa factura a yucatecosCompartir en Twiiter Consumismo pasa factura a yucatecos

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Una de cada dos personas que perciben un ingreso económico en la entidad han enfrentado problemas por exceder su crédito o por pagos atrasados, señaló el titular de la Secretaría de Fomento Económico (Sefoe) de Yucatán, David Alpizar Carrillo.

Este problema se presenta por realizar compras innecesarias o no haber sabido administrar sus ingresos, “obviamente, las personas con mayores ingresos y capacidad de pago tienen mejores posibilidades de no caer en esta situación; sin embargo, es un problema que va proporcional a cada sector, pues mientras más tienes, más quieres”.

El consumismo, señalan expertos, ocasiona un nivel de estrés en los deudores, lo que en diversas ocasiones afecta la convivencia familiar.

El funcionario agregó que ante la gran oferta de productos muchas personas son tentadas a obtener artículos que posiblemente no necesiten de inmediato, acción conocida como consumismo, es decir, adquirir bienes y servicios sólo por el gusto de comprarlos.

En la actualidad, indicó, dadas las condiciones de la economía, algunas familias han empezado a consolidar la cultura del ahorro y comprar sólo lo que realmente se necesita.

“Es un fenómeno que se presenta en todos los niveles de la sociedad, siempre ha existido, pero hoy más que nunca las familias empiezan a tomar conciencia de que tienen que comprar de manera más responsable”, consideró Alpizar Carrillo.

El consumismo se vuelve un problema para la economía cuando las personas adquieren productos y servicios por encima de su capacidad de pago.

“En la sociedad yucateca hay una ligera tendencia al consumismo, sobre todo cuando se trata de productos o servicios innovadores, pero al poco tiempo esta tendencia se revierte o la demanda se limita”, advirtió.

El consumismo suele agravarse cuando se emplean tarjetas de crédito, pues mucha gente no tiene plena conciencia a lo que se compromete y no manejan adecuadamente la capacidad de crédito que le otorga una institución financiera.

“Las tasas de interés que cobran las tarjetas son muy altas, por el riesgo que corren las instituciones financieras en la posibilidad de que muchos de estos gastos hechos por las familias, al no estar sustentados por una capacidad de pago responsable, no se paguen y finalmente hay problemas”, destacó Alpizar Carrillo.

En especial se ve incentivado por:
  • La publicidad. 
  • La predisposición de usar y tirar de muchos productos. 
  • La baja calidad de algunos productos que conllevan un período de vida relativamente corto, los cuales son atractivos por su bajo costo.
  • Algunas patologías como obesidad o depresión que nos hacen creer más fácilmente en la publicidad engañosa, considerando con esto que podemos resolver nuestro problema consumiendo indiscriminadamente alimentos, bebidas, artículos milagrosos u otro tipo de productos. 
  • El desecho inadecuado de objetos que pueden ser reutilizados o reciclados, ya sea por nosotros o por otros. 
  • La cultura y la presión social.
Ejemplos de artículos que nos hacen caer en el consumismo:
  • Ropa, accesorios para vestir, juguetes, utensilios y herramientas de baja calidad. 
  • Dispositivos y aparatos electrónicos que no son realmente necesarios. 
  • Comida chatarra.
  • Alimentos empaquetados y bebidas embotelladas. 
  • Platos, cubiertos y vasos desechables. 
  • Objetos de entretenimiento personal, como cuadriciclos y lanchas, etc.
Reacción compulsiva

Es una tendencia mundial y “natural” del ser humano; una gran cantidad de productos en el mercado son artículos no de primera necesidad, pero que continúan porque son adquiridos por compradores compulsivos.

Incrementan las quejas 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) registró en enero un incremento del 24 por ciento de inconformidades, equivalente a 700 quejas, comparadas al mismo mes de 2013, lo que denota un alza en el consumismo.

“El consumismo se mide por el número de quejas, los precios y el número de ofertas y descuentos. Las personas que acuden a nosotros son quienes lo que compraron no resultó lo que esperaban o no necesitaban”, señaló José Antonio Nevárez Cervera, delegado de la Profeco.

Explicó que en el mercado hay productos que en costo-beneficio no tienen relación, donde entra en juego la “disonancia cognoscitiva”, que es la compra de un producto que no se necesita y el arrepentimiento después de obtenerlo.

De acuerdo con el último registro, los cinco sectores con mayores quejas ciudadanas son: telecomunicaciones, gaseras, turístico, electricidad y tiendas departamentales.

Aunque durante todo el año las quejas giran en torno a la temporada, “en enero normalmente inicia la demanda de los productos milagro, por las dietas, y las ganas de bajar de peso, entre otras cosas, que atacan la autoestima de la persona”, indicó Nevárez Cervera.

Agregó que se debe tomar conciencia de los mecanismos mercadológicos que utilizan las empresas para “enganchar” a la gente con productos que realmente no se necesitan.

“El segmento de mercado de compra en Yucatán incurre en consumismo; las promociones de los autoservicios, sobre todo los que tiene productos gancho para adquirir los de conveniencia, propician que cuando llega la persona a un establecimiento no tome decisiones adecuadas”, apuntó.

Comentó que uno de los objetivos principales de la Profeco es la conciencia del consumo, fomentando entre la sociedad la comparación de precios, productos y beneficios, para tener la mejor decisión.

Entre las recomendaciones se encuentra la comparación de productos, precio y beneficio; “nosotros tenemos la revista del consumidor, el programa Quién es quién, donde comparamos precios, y por otro lado, la conciencia de que al momento de comprar artículos de primera necesidad, no caer en ese deseo de estar adquiriendo otros productos”.

Cambios hacendarios

Al entrar el país en una nueva etapa con las reforma hacendaria, el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canaco-Servytur), José Manuel López Campos, consideró que la economía se dinamizará con una mayor inversión pública, aunque a mediano plazo puede haber una disminución en el empleo, o por lo menos no generarse los que requiere el país.

Lo anterior, incrementaría el número de personas desempleadas o con bajas remuneraciones, lo que impactará en la venta de productos, pero también en la capacidad de pago de los adeudos contraídos.

El dirigente empresarial destacó que a nivel nacional existen buenos programas que alertan sobre el consumismo y los malos hábitos de compra, pero se deben reforzar desde otras áreas, pues los países que ahorran generan capital y aspiran a un mayor desarrollo.

Comentó que el ahorro debe ser un hábito. El consumismo, dijo, ha generado la facilidad de adquirir productos y pagar a largo plazo, adquiriendo cosas por impulso, por un deseo de satisfacción inmediata.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios