25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Yucatecos consumen mucha más sal de la recomendada

En la entidad se ingieren al día 15 gramos del mineral por persona: lo ideal son cinco.

El alto consumo de sal está asociado con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, trombosis y accidentes cerebrovasculares. (Milenio Novedades)
El alto consumo de sal está asociado con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, trombosis y accidentes cerebrovasculares. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Yucatecos consumen mucha más sal de la recomendada Compartir en Twiiter Yucatecos consumen mucha más sal de la recomendada

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El consumo diario de sal en Yucatán es de 15 gramos por persona, el cual rebasa el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud que es de 5 gramos. Esto impacta en la población entre la que se presentan enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, trombosis y accidentes cerebrovasculares. 

En la actualidad uno de los temas más relevantes de salud pública se relaciona con la hipertensión arterial. Derivado de ello organismos internacionales y diversos países han emitido recomendaciones y puesto en práctica algunas medidas para disminuir la ingesta de sal.

El Instituto Nacional de Salud Pública señala que si la población reduce dos gramos a su consumo de sal diario se podrían salvar alrededor de 17 mil vidas cada año, ya que el uso excesivo provoca graves daños a la salud a nivel renal, así como en las venas.

Aremi Estrada Zaldívar, encargada del control epidemiológico del Issste en Yucatán comentó que el endotelio, que es la capa que recubre las arterias y las venas, se daña por el consumo de sal y es el factor identificable más claro para hipertensión. 

“Por otra parte, los riñones son afectados cuando se padece diabetes, debido al trabajo extra que debe realizar por la falta insulina, por lo que el consumo de sal puede resultar muy peligroso”, manifestó.

  • La Asociación Mexicana de la Industria Salinera, A.C. (Amisac) aporta otro enfoque sobre el consumo de la sal: como alimento vital y de primera necesidad, desde hace 25 años se adiciona yodo al mineral para prevenir desórdenes por deficiencia de ese elemento como retraso mental, cretinismo, abortos prematuros y bocio.  Además, se adiciona flúor para prevenir caries. 
  • Este programa ha tenido resultados: en 10 años el bocio en México disminuyó a menos de un caso por cada 100 mil habitantes y los índices de caries infantil bajaron 40 por ciento. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios