16 de Noviembre de 2018

El poder de la pluma

Contra el mal... la PyME atómica

Viene a mi mente la forma en la que nos podemos ayudar algunos empresarios para proteger nuestro patrimonio y no salir lesionados en el campo de batalla laboral.

Compartir en Facebook Contra el mal... la PyME atómicaCompartir en Twiiter Contra el mal... la PyME atómica

Recordando la famosa frase de una de mis caricaturas favoritas de cuando era niño: La hormiga atómica, me permito parafrasearla para poder adecuarla a uno de los grandes males que nos aquejan en las PyMES: la falta de contratos que nos permitan estar blindados contra los errores humanos y/o la falta de consideración y ética profesional de la que nadie se salva.

Por esta razón, viene a mi mente la forma en la que nos podemos ayudar algunos empresarios para proteger nuestro patrimonio y no salir lesionados en el campo de batalla laboral. Considero primordiales estos cinco contratos que no debes dejar de hacer bajo ninguna circunstancia:

1.- Contrato individual de trabajo.- Cada persona firmará uno mientras labore en tu empresa. No dejes nada al aire: horarios, actividades, responsabilidades. Sé claro, transparente y directo. Léelo con él para que le quede claro cuáles son sus funciones.

2.- Contrato de acuerdo de confidencialidad.- Cada persona debe hacerse responsable de la información que maneja. Además, debes proteger tus procesos y procedimientos que tanto trabajo te costó hacer. Incluso el “know how” en tu empresa tiene valor.

3.- Contrato de prestación de servicios.- Si proporcionas servicios te aplica detallar qué incluye tu servicio y hasta qué alcance tiene. Mientras más claro seas, menos problemas tendrás. Para los que comercializan productos aplicaría el contrato de compra/venta surtiendo el mismo efecto. 

4.- Contrato en comodato.- Aprovecha los beneficios que la ley otorga para disponer de los bienes muebles o inmuebles que le das a tu empresa y no se encuentran a su nombre. Al realizar este tipo de contratos, logras hacer deducibles los gastos o inversiones que realices en ellos.

5.- Contrato de reconocimiento de deuda.- Este contrato se refiere a la formalización del dinero que le inyectas a tu empresa, pero no logras capitalizar. Por lo tanto, se te devolverá. Cabe mencionar que también te protege contra alguna revisión del SAT y así evitas presunción de ingresos.

Te comento que, si rentas, comisionas o das prestaciones, también les compete su contrato respectivo. Pero los que te acabo de mencionar son extremadamente importantes para que logres tanto beneficios en tu empresa como protección a tu patrimonio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios