19 de Octubre de 2018

Yucatán

Con música evitan que niños 'estén en la calle'

Los menores integrantes del Coro Voces Infantiles de Peto aprenden el canto 'como si fuera un juego'.

El Coro Voces Infantiles de Peto cuenta apenas con un año de existencia. (Imagen referencial/Archivo/SIPSE)
El Coro Voces Infantiles de Peto cuenta apenas con un año de existencia. (Imagen referencial/Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Con música evitan que niños 'estén en la calle'Compartir en Twiiter Con música evitan que niños 'estén en la calle'

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Niños indígenas del municipio de Peto, al sur de Yucatán, han encontrado en el canto coral un espacio de acercamiento a la cultura y al mismo tiempo de recreación, que evita su presencia en las calles.

Maestro de primaria e integrante de un coro religioso, Néstor Alberto Yam Balam, trabaja con 25 niños que han solicitado formar parte del Coro Voces Infantiles de Peto, agrupación con apenas un año de formada y que integran el programa de la Red Coral de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta).

La idea de formar este coro, es que los niños tengan un acercamiento con la cultura y al mismo tiempo desarrollen actividades recreativas, así como actividades sanas y lúdicas, pues el canto se puede enseñar como si fuera un juego, manifestó a Notimex.

La idea es que podamos evitar que se siente tras un televisor, en la monotonía de no hacer nada, por el contrario creo que la música coral no sólo los hace sentirse bien, sino también son mejores como personas y más disciplinados.

Destacó que una característica de esta agrupación es que se evita todo proceso de audición para poder ingresar al coro, además muchas veces, en actividades que tienen son los propios niños los que participan en la elaboración de los programas de presentación.

“Creo que una bendición del canto coral es que el trabajo es con material humano, con niños que tienen diversas formas de actuar y de pensar, por ello es necesario realizar con ellos dinámicas y juegos, para que vean que esta es una actividad muy divertida”, expuso.

Avance importante

Los menores cuentan con edades que van de entre los siete y 13 años, y aunque tienen condiciones de vida diferentes, la mayoría proviene del campo y son ellos los que tienen esta oportunidad de aprovechar la música y evitar “estar en las calles”, en especial en una población sin servicios básicos de entretenimiento.

La música coral, explicó Yam Balam, creo que es una actividad que les ha marcado, pero no solo ahora a los niños, sino también a sus familias y para su vida futura.

“El avance que hemos tenido es importante, incluso existen diversos grupos que buscan participar con nosotros, lo cual es un punto de orientación y motivación para que más niños se acerquen al canto coral y a la música en general”, dijo.

Y concluyó, “se trata de una actividad, que a ti como maestro te llena, pero además también te exige una disciplina, pues tenemos que venir a Mérida todos los fines de semana, erogar entre 400 a 500 pesos por concepto de transportación y comida, se incrementa si tengo que quedarme a dormir, pero es un sacrifico que bien lo vale”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios