23 de Septiembre de 2018

Yucatán

La obra pública, de baja calidad por 'comisiones'

El líder nacional del ramo, Francisco Gallo, acude a la toma de protesta de la delegación local.

La AMIC busca desterrar el pago de comisiones a políticos en la industria de la construcción, pues esto abarata el costo de las obras, declaró   Francisco Gallo Palmer, líder nacional de la AMIC. (Foto de contexto de SIPSE)
La AMIC busca desterrar el pago de comisiones a políticos en la industria de la construcción, pues esto abarata el costo de las obras, declaró Francisco Gallo Palmer, líder nacional de la AMIC. (Foto de contexto de SIPSE)
Compartir en Facebook La obra pública, de baja calidad por 'comisiones'Compartir en Twiiter La obra pública, de baja calidad por 'comisiones'

Candelario Robles/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Las comisiones que se pagan a los políticos para acceder a la obra pública obligan a los constructores a bajar la calidad de los materiales utilizados en las construcciones del sector público, puesto que la corrupción cada vez es más grande para poder hacerse de obra gubernamental.

Eso y los recortes presupuestales mantiene en jaque a las empresas de la construcción, aseveró en su visita a la entidad el líder nacional de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC),  Francisco Gallo Palmer. 

En entrevista con Milenio Novedades, luego de encabezar la toma de protesta de la delegación local de la AMIC, el empresario señaló que el problema de la corrupción lacera a todos los ámbitos de la industria de la construcción, por lo que han demandado al gobierno federal, estatal y municipal transparentar los trámites en la obra pública.

Señaló que la corrupción es la principal causa de que las obras en el país y en la entidad se encarezcan y sean de mala calidad, por lo que dijo que coadyuvarán con los gobiernos estatales y municipales para disminuir o eliminar la corrupción a través de convenios y alianzas, además de buscar que las licitaciones se realicen de manera clara.

“Nosotros pensamos que somos extorsionados al momento de buscar las licitaciones, por ello es que las famosas comisiones a los políticos deben de desaparecer, eso es lo que encarece las obras y les baja de calidad a los materiales que se tienen que utilizar, porque el constructor tiene que mocharse con los funcionarios para poder trabajar en los proyectos”, aseveró.

Mencionó que en conjunto con la Secretaría de la Función Pública (SFP) se pueda avanzar en la transparencia de la utilización de recursos públicos, la realización de las licitaciones y que las obras se ejecuten debidamente de acuerdo a los catálogos establecidos.

“Aquí el objetivo es participar como organización y en conjunto con la Secretaría de la Función Pública en vigilar que las obras públicas se realicen de manera transparente, apegadas a los procedimientos y catálogos marcados por las autoridades competentes, vamos a convertirnos en vigilantes sociales de esos programas de transparencia, ver que las obras realmente beneficien a la ciudadanía y con ello evitar la corrupción”, apuntó.

Gallo Palmer, destacó que los recortes presupuestales impactarán severamente al sector de la construcción en general y a los demás sectores productivos, puesto que se frenará la generación de empleos para el país y para las entidades en general.

Gran oportunidad: plantas potabilizadoras

Indicó que una de las oportunidades para las pequeñas y medianas empresas de la construcción en Yucatán y el resto del país es participar en la construcción 
de las plantas potabilizadoras y de tratamiento de aguas residuales de los municipios.

“La Conagua tiene un programa muy fuerte para dotación de plantas tratadoras de aguas residuales para los municipios del país, sobre todo porque el 80 por ciento de los municipios del país adolece de este tipo de infraestructura”, apuntó.

Por su parte, el dirigente estatal de la AMIC, Carlos Ramírez Aguilar, destacó que en Yucatán se aprovechará este nicho de oportunidades para trabajar en la obra pública municipal.

Además de buscar las obras que lleguen a través de la obra con recursos de la iniciativa privada, “con la llegada de nuevas empresas a la entidad también será una oportunidad muy buena para nosotros los constructores aglutinados en la AMIC”.

La AMIC es un organismo que actualmente tiene 26 delegaciones y mil 800 empresas afiliadas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios