25 de Febrero de 2018

Yucatán

El anillo central de picos del Cráter de Chicxulub está hecho de granito

Los laboratorios en altamar fueron preliminares y los resultados oficiales serán revelados después de los análisis que se harán en Alemania.

Los resultados de la Misión 364 de exploración del cráter de Chicxulub se sumarán al proceso para obtener el reconocimiento para que esta zona se declare Patrimonio Natural de la Humanidad ante la Unesco. (Milenio Novedades)
Los resultados de la Misión 364 de exploración del cráter de Chicxulub se sumarán al proceso para obtener el reconocimiento para que esta zona se declare Patrimonio Natural de la Humanidad ante la Unesco. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook El anillo central de picos del Cráter de Chicxulub está hecho de granitoCompartir en Twiiter El anillo central de picos del Cráter de Chicxulub está hecho de granito

Cecilia Ricardez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El anillo central de picos del cráter del Chicxulub está hecho de granito rosa, el cual debido al  nivel de estrés al que fue sometido por el impacto del meteorito su composición fue alterada y aunque es similar al mineral de la cantera rosa que se encuentra en el centro del país,  presenta características físicas particulares que serán estudiadas a profundidad en los laboratorios de estudios superiores en Bremen, Alemania para saber la edad exacta de las rocas, incluso desde cuánto tiempo antes de la colisión existían, si albergan vida microbiana, entre otras interrogantes.

Lo anterior forma parte de los hallazgos de la Misión 364, en la cual se dio respuesta al tema de qué material estaba formado el anillo central, pero abrió la puerta a más preguntas, ya que los últimos núcleos extraídos presentaron menos densidad (peso) de la esperada,  el peso previsto era de 22 kilos y recuperaron material de 18 kilos.

En entrevista  el Dr. Mario Rebolledo Veytia del Centro de Investigación Científica de Yucatán y uno de los tres científicos mexicanos que participaron en la expedición, dijo que a pesar de no haber concluido la meta  óptima de los 1500 metros, se superó el objetivo inicial de 1200 metros, al perforar 1334. 69 metros.

“En términos técnicos fue un éxito, es la perforación más profunda que el programa IODP (International OceanDiscoveryProgram), haya hecho jamás con esa tecnología y en esas circunstancias… No hubo impacto ambiental y se registró una recuperación de núcleos de prácticamente 100 por ciento”, agregó.

Respecto a los hallazgos, señaló que los estudios en los laboratorios en altamar fueron preliminares y los resultados oficiales serán revelados después de los análisis que tendrán lugar en Bremen, Alemania, con la participación de todos los científicos involucrados en la misión. 

A Alemania, en septiembre

Después de Yucatán, los más de 300 núcleos serán llevados a Estados Unidos, para practicarles tomografías computarizadas y posteriormente se resguardarán en condiciones especiales y controladas, para su traslado  a Alemania en septiembre.

“Encontramos una secuencia interesante de granito con roca de impacto, de manera alternada, hasta que a los 1100 y 1200 metros empezamos a perforar principalmente las rocas de impacto, hasta llegar final 1334 metros. Fue sorpresiva la magnitud del cambio de sus propiedades físicas de las rocas que encontramos, fueron menos densas de lo que esperábamos, algunas más magnéticas y otras menos.  

Esto significa que la roca sufrió un estrés inimaginable. 

Un núcleo [recuperados en tubos de 1.40 m por 8 cm de diámetro], se esperaba que pesara 22 kilos y los que encontramos pesaron 18 kilos, tiene que ver por el estrés que sufrieron, sabíamos del fenómeno, pero cuatro kilos de diferencia es mucho”, abundó.

De manera puntual , aun no pueden responder a qué se debe la diferencia hasta que se realicen los estudios mircroscópicos, ya que el análisis de las características físicas que se hicieron en la plataforma fueron a través de sensores, para no sacar manipular los núcleos y evitar alterar su composición, ya que los minerales son sensibles a los cambios de temperatura y humedad.

Mario Rebolledo, recordó que su participación fue del 10 al 27 de mayo,  día en el terminaron los trabajos de perforación en las primeras horas de esa jornada para dar paso al desmantelamiento de la plataforma Myrtle.  Ayer (31 de mayo) la embarcación con el equipo comenzó su proceso de retirada de la costa yucateca.

El investigador explicó que la Misión 364, en efecto terminó por cuestiones de falta de presupuesto, debido a que el atraso de la llegada de la plataforma a principios de abril, por mal tiempo en el Golfo de México restó una semana de trabajo que no pudo ser compensada al final, debido a los costos que se pagaron, cuando la embarcación procedente de Nueva Orleans, tuvo que se resguardada en Brownsville, Texas.  

Precisó que la fecha original de finalización era el 26 de mayo, debido al retraso, se fijó como fecha tentativa el 6 de junio, sin embargo el presupuesto ya no fue suficiente para cubrir los costos del 27 al 6 de junio.

Declaratoria

Los resultados de la Misión 364 de exploración del cráter de Chicxulub se sumarán al proceso para obtener el reconocimiento para que esta zona se declare Patrimonio Natural de la Humanidad ante la Unesco. 

El 13 abril pasado el Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Yucatán, Eduardo Batllori Sampedro, dijo en el marco de la presentación de la expedición, que todo el conocimiento generado sobre el tema se integrará a los fundamentos para alcanzar la declaratoria.

Como informamos en MILENIO NOVEDADES desde septiembre del año pasado se conformó un equipo de científicos para acompañar el proceso, en este grupo figuran el geofísico Jaime Urrutia Fucugauchi y la doctora Ligia Pérez Cruz, de la UNAM; Mario Rebolledo y Laura Hernández, del CICY; y Sean Gulik, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas.

El interés por este reconocimiento está registrado en los archivos de propuestas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) desde el 12 de noviembre de 2012, presentado por la Delegación Permanente de México ante la Unesco.  

Dentro de la lista del patrimonio mundial de este organismo, se encuentra sólo una propiedad de la comparable, se trata del cráter de Vredefort en Sudáfrica, que fue inscrito en 2005, el cual tiene una superficie de 30.000 hectáreas, pero presenta erosiones que no permite el nivel de exploración científica que el de Yucatán.

Esta es la plataforma Myrtle, que sirvió para trasladar el equipo para realizar los trabajos de perforación del cráter de Chicxulub.

Datos sueltos

Datos del Resumen de la Expedición 364 IODP fase Marina, publicada por los científicos de la Misión Mary Mowat y Dave Smith Manager de operación y gestión de datos, del Consorcio Europeo de Perforación para la Investigación Oceánica (Ecord, por sus siglas en inglés). Lo anterior aparece en el blog del corporativo.

  • Número de orificios: 1
  • Número de días de expedición: 55
  • La profundidad total perforada: 1,334.69 m
  • Recuperación: 100%
  • Número de barrenas de núcleo utilizado: 8
  • Número de núcleos: 303
  • Número de secciones: 830
  • Número de muestras: 1,075
  • Número de visitantes y medios de comunicación: 46

Esta es fue primera vez que se realizan trabajos de investigación con perforación debajo del lecho marino; hasta ahora el cráter sólo había sido estudiado con perforaciones en tierra.

El grupo de investigación del Proyecto Científico de Perforación del Cráter de Chicxulub, conformado por 30 especialistas en diversas disciplinas.

Los científicos son de países como México, Canadá, Japón, Estados Unidos, Alemania, Francia, Austria, España y Puerto Rico.

Recursos: Plataforma de perforación Myrtle y los barcos de apoyo.

Plataforma:  La plataforma Myrtle Clase 245 tiene una cubierta de alrededor de 2,000 m2 y soporta una carga de 430 mil 913 kilos. 

Termina misión 364, pero continúan estudios

La perforación a bordo de la Plataforma Myrtle, la primera que se realiza en el lecho marino, terminó luego de 55 días de trabajo, pero las preguntas sobre el cráter de Chicxulub continuarán abiertas hasta que los 30 científicos se reúnan en Alemania en septiembre próximo.

Como publicamos en Milenio Novedades, el Dr. Jaime Urrutia Fucugauchi encabezará el seguimiento de la misión 364 con perforaciones terrestre en diferentes puntos de la península de Yucatán,  para integrar elementos para la investigación de la orientación del meteorito que impactó en la tierra hace casi 66 millones de año y que asocian con la extinción de tres cuartas partes de la vida sobre el planeta. 

Entre las interrogantes que se responderán con los artículos publicados con base a los resultados se encuentran: ¿qué microorganismos se puede identificar en los núcleos?, ¿por qué el granito que se encontró es diferente al que se conoce?, Si ese mineral cambió con el impacto, significaba que ya existía ¿desde cuándo?, ¿Cuánto tiempo exactamente transcurrió desde el impacto hasta que el planeta alcanzó su equilibrio?, ¿cuál era la dirección del meteorito?, ¿cuál era su clasificación?, ¿Cómo se formó el anillo de picos? entre otras.

Después del último día de perforación un grupo de expertos analizó el pozo para registrar cuál era la orientación original de los núcleos.

Con los estudios posteriores también se precisarán los modelo de edad, los micropaleontólogos trabajaron a bordo de la plataforma, tomaron registros pero falta un estudio más detallado para determinar la antigüedad del material, desde el minuto del impacto, cuántos millones de años representan y cómo están distribuidos.

En Bremen, Alemania, se estudiarán los más de 300 núcleos, de los cuales el 80 por ciento se recuperaron  fracturados, no obstante los científicos descubrieron que la mayor parte de las facturas tienen la misma orientación y ángulo, pero falta definir cuál fue su posición original.

Todos los núcleos de roca extraídos se resguardan en tubos de plástico cerrados para que no se contamine. Cuando por el cambio de temperatura, el agua contenida en el tubo se condensaba y hacía invisible el material del interior por el vapor de agua, los núcleos entrabas al laboratorio donde se encontraban  equipos tubulares de medición de radiación Gamma, resistividad, susceptibilidad magnética y porosidad; por donde pasaban los núcleos y arrojan información sobre las propiedades físicas de la roca, como la densidad, conductividad eléctrica y magnetismo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios