15 de Diciembre de 2018

Yucatán

Crecimiento de la ciudad 'alborota' a las víboras

Los ataques registrados en la entidad suelen ser de especies como coralillo, huolpoch y cuatro narices, entre otras.

La SSY atendió el caso de un menor de 9 años atacado por una serpiente de cascabel. El pequeño recibió 85 dosis de antídoto, el mayor número de aplicaciones que se haya registrado. (Mauricio Palos/SIPSE)
La SSY atendió el caso de un menor de 9 años atacado por una serpiente de cascabel. El pequeño recibió 85 dosis de antídoto, el mayor número de aplicaciones que se haya registrado. (Mauricio Palos/SIPSE)
Compartir en Facebook Crecimiento de la ciudad 'alborota' a las víborasCompartir en Twiiter Crecimiento de la ciudad 'alborota' a las víboras

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Los ataques de diversas especies de serpientes en Yucatán aumentaron 12 por ciento en un año, al pasar de 70 ataques en 2012 a 81 en 2013, alertó el director estatal de Prevención y Protección de la Salud, Rafael Barrera Zoreda.

Explicó que el avance de la mancha urbana y, por ende, el incremento de asentamientos humanos y de sitios recreativos han generado un mayor número de ataques de especies como los ofidios.

En el marco del tercer Simposio de Prevención y Atención de Accidentes Ofídicos, destacó que desde hace seis años no se reportan muertes asociadas a mordeduras de esos reptiles en el estado.

Los ataques más comunes corresponden a especies de cascabel, nauyaca, cuatro narices, coralillo y huolpoch.

Durante 2013, precisó, se presentaron 81 mordeduras de estas especies en la entidad y en lo que va del presente año, se tienen reportes de 17 agresiones.

De los ataques de ofídicos en 2013, 29 fueron a mujeres y 52 a hombres, mientras que por rango de edades los grupos más afectados oscilan entre los 10 y 14 años y de 25 a 44 años.

Intoxicación severa

En este contexto, reportó que atienden el caso de un menor de nueve años de edad que fue mordido por una víbora de cascabel y cuya condición es estable, aunque se requirió del suministro de más del doble de fármacos utilizados en un caso extremo para salvar su vida.

“Para este caso se requirieron más de 85 frascos de suero anti veneno para controlar la intoxicación severa, y como referencia, se mencionó que la mayor cantidad de frascos que se habían utilizado para una afectación de este tipo era de 40”, comentó.

El funcionario de la Secretaría de Salud de Yucatán no reveló la identidad del menor, ni el municipio donde ocurrió el ataque. 

Apuntó que en la actualidad el sistema de salud pública cuenta con suficientes faboterápicos para atender a la población que pudiera verse afectada por la mordedura de una víbora.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios