21 de Septiembre de 2018

Yucatán

El agua reclama su propiedad en Celestún (fotos)

Mientras las inundaciones se volvían un dolor de cabeza para los lugareños, la zona turística permanecía ajena al problema.

El agua despedía un fuerte olor a sal que se impregnó en las paredes de los domicilios afectados. (José Acosta/SIPSE)
El agua despedía un fuerte olor a sal que se impregnó en las paredes de los domicilios afectados. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook El agua <i>reclama</i> su propiedad en Celestún (fotos)Compartir en Twiiter El agua <i>reclama</i> su propiedad en Celestún (fotos)

Israel Cárdenas/SIPSE
CELESTÚN, Yuc.- “El agua siempre regresa a su cauce”, es un dicho popular que ayer se comprobó de nueva cuenta en el puerto de Celestún, donde al menos 250 viviendas ubicadas en lo que antes fue parte de la ciénega quedaron como islotes.

Las intensas lluvias provocadas por la depresion tropical número 9 en esta localidad pesquera del poniente de Yucatán, hicieron que el agua llegara, literalmente, hasta la cocina de algunos domicilios.

Aunque es una situación que se presenta cada año, la cantidad de lluvia que se ha registrado en ese municipio durante el 2014 sorprendió a doña Juanita García Rivas, de 67 años de edad: el agua entró a su casa y subió más de 20 centímetros, el líquido se hizo más presente al despedir un fuerte olor a sal que impregnó todas las áreas del inmueble.

En esa vivienda habitan seis personas, ella es viuda, vive con una nuera con la que mantiene un conflicto familiar que surgió al fallecer su hijo, tragedia que ayer lamentó en reiteradas ocasiones por no tener otro sitio a dónde ir.

Otro caso es el de la señora Heidy María Yah Noh, el agua entró a todas las áreas de su casa, todo su terreno permaneció inundado, su esposo es pescador y ayer a pesar de la activación de las alertas por la cercanía del fenómeno meteorológico se hizo a la mar.

En ese predio habitan cuatro personas, tienen dos hijos; Heidy María también cría animales que ayer no tuvieron otra opción que permanecer durante todo el día en el lomo de una lancha "embrocada" (volcada).

Otro predio críticamente inundado fue el de la señora Irasema Flores Santana, conocida como “Doña Negra”, la afectación no sólo fue para el área de vivienda sino también para su taller de reparación de motos, pues sus herramientas quedaron bajo el agua.

Turistas, como si nada

Las instalaciones públicas también resultaron afectadas, la escuela primaria Bertha María González resultó inundada, incluso, las fosas sépticas rebosaron despidiendo mal olor y generando un gran criadero de mosquitos.

La alcaldesa de Celestún, Rosa Alba Acosta Narváez recorrió todo el municipio, aún con tacones pisó las zonas inundadas pero no faltaron las críticas y señalamientos de parte de la población que exigió el cese de las inundaciones.

Los vecinos de las colonias y fraccionamientos de Celestún salieron a las calles al notar su presencia y reclamaron explicaciones sobre los motivos por los cuales no se pasa a recoger la basura y asimismo pidieron en reiteradas ocasiones la construcción de pozos pluviales para evitar la concentración de agua. 

En contraste, en la zona turística todo transcurría con normalidad, la playa permaneció con importante afluencia de visitantes internacionales que optaron por tomar el sol.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios