22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Cumple su sueño: estudia el sueño, en Mérida

Investigador-promesa de universidad con 76 premios Nobel, de intercambio en Mérida

Francisco Javier Ochoa Peña, de 22 años, es estudiante de Neurociencias en el MIT. (Cortesía)
Francisco Javier Ochoa Peña, de 22 años, es estudiante de Neurociencias en el MIT. (Cortesía)
Compartir en Facebook Cumple su sueño: estudia el sueño, en MéridaCompartir en Twiiter Cumple su sueño: estudia el sueño, en Mérida

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- Francisco Javier Peña Ochoa, alumno del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), se incorporó a la Universidad Anáhuac Mayab desde hace un par de semanas, para trabajar en el Laboratorio de Neurociencias Moleculares e Integrativas, a cargo de Eric Murillo-Rodríguez.

Peña Ochoa, de 22 años de edad, vino a Mérida como parte de su formación; estaba en busca de un país de habla hispana para desarrollar, durante el verano, diferentes habilidades en su área

“En el MIT me dijeron que hay un lugar interesante en Mérida, enfocado a la investigación y neurociencia,” afirma el joven investigador. “Además, tengo un amigo que visitó la Universidad y tuvo una buena experiencia con el Dr. Murillo.”

En el ámbito académico, a pesar de que sólo ha trabajado en el laboratorio, ha notado que un punto fuerte de nuestra institución es que no se queda en cosas pequeñas, sino que apunta "al cielo" en los temas de investigación e innovación que aborda.

El MIT cuenta con 32 departamentos académicos con fuerte énfasis en la investigación,  ingeniería, y educación tecnológica.

En particular, sobre nuestra ciudad, Francisco Javier ha destacado que “lo conquistó la tranquilidad de la gente y las calles, así como la comida.”

“Aquí, me he dedicado a investigar los procesos bioquímicos que influyen en el sueño de ratas y ratones. Mi trabajo en el MIT ha abordado esos temas y he aplicado las técnicas de mi escuela en la Universidad Anáhuac Mayab.”

Como dato curioso, Francisco Javier comenta que las ratas en Yucatán tienen comportamiento distinto a las norteamericanas.

Otra de las áreas en las que se desenvuelve el investigador en ciernes es la biología molecular, porque en esa línea de investigación convergen las dos instituciones. “Han hecho mucho para determinar cuáles son las proteínas del proceso del sueño,” afirma.

Como primer acercamiento a la investigación, menciona que le nació el gusto desde pequeño, pero que no sabía lo que era en realidad hasta que entró a high school y de ahí al MIT.

“El verano pasado entendí finalmente que, aunque implica mucho trabajo, vale la pena preguntarse lo que no se ha preguntado antes y crear nuevo conocimiento.”

Peña Ochoa estudia en el Departamento de Ciencias Cerebrales y Cognitivas del MIT, que estudia aspectos específicos de la mente incluyendo la visión, el movimiento, los sistemas de aprendizaje y memoria, así como el desarrollo neuronal y cognitivo, entre otros.

La Escuela de Ingeniería de MIT es reconocida como la mejor en EU y el mundo, según el U.S. News & World Report, el Times Higher Education-QS World University Rankings, entre otros.

Cuenta con 76 premios Nobel entre sus egresados y profesorado y se divide en cinco escuelas y un colegio, con un total de 32 departamentos académicos y un fuerte énfasis en la investigación, ingeniería, y educación tecnológica. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios