12 de Noviembre de 2018

Yucatán

De educadora a exitosa empresaria de banquetes y eventos

Constancia, disciplina y esfuerzo permitieron a Alejandra Pacheco Montero crear, pese a la crisis, su empresa de servicio de alimentos.

'Hay que tener una actitud positiva ante las circunstancias, aunque no sean las más favorables, siempre hay que tener una mentalidad de oportunidad', dice Alejandra Pacheco Montero. (Milenio Novedades)
'Hay que tener una actitud positiva ante las circunstancias, aunque no sean las más favorables, siempre hay que tener una mentalidad de oportunidad', dice Alejandra Pacheco Montero. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook De educadora a exitosa empresaria de banquetes y eventosCompartir en Twiiter De educadora a exitosa empresaria de banquetes y eventos

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Alejandra Pacheco Montero, egresada de la Licenciatura de Educación con una vocación por el trabajo, en pleno desarrollo como profesora enfrentó junto a sus padres una crisis en el negocio familiar y tuvo que dejar a un lado su perfil educativo para comenzar a formar el empresarial. 

En medio de la dificultad se demostró su potencial y descubrió una oportunidad para crear su propia empresa con las bases de la experiencia previa y con el conocimiento de cómo evitar los problemas financieros.

Desde hace cinco años lidera su negocio, D’ Liz Catering Service, que atiende el servicio de alimentos de eventos sociales y empresariales. 

Debido a sus ganas de superarse y aprender fue invitada para afiliarse a la Confederación Patronal de la República Mexicana, Capítulo Mérida (Coparmex) y desde hace dos años es vicepresidenta de la Comisión de Empresarios Jóvenes de Coparmex.

Actualmente, como parte de su cargo, comparte su experiencia con sus contemporáneos y en breve iniciará conferencias con la Facultad de Educación para impulsar el emprendedurismo entre los futuros docentes.  

Su proyecto se incubó en 2011 en la Universidad Tecnológica Metropolitana y este año ganó un apoyo del programa “Emprender” de la Secretaría de la Juventud de Yucatán. 

¿Cómo te inicias en el mundo empresarial?

Empecé trabajando con mis papás en un restaurante familiar. En la actividad diaria me di cuenta que había personas y empresas que deseaban un servicio especial para sus eventos. En ese momento descubrí una oportunidad para fundar mi propio negocio.

Comencé atendiendo en pequeño, dando el servicio de box lunch (cajas de almuerzos), luego me pidieron que no sólo entregara, sino que armara el menú de los alimentos, los banquetes, inicié con 30 platos; satisfechos, los clientes solicitaban el servicio para fiestas más grandes; incluso, en un evento atendimos 450 personas.

¿Cuál consideras que es tu ventaja competitiva?

Procuro controlar el tiempo para dar todo al momento acordado con el cliente, montar y trabajar con absoluta higiene, dar un valor agregado, soy muy detallista, si voy a entregar paquetes de comida doy un extra, un panecito, un muffin, un dulce, y cuando me piden el servicio varios días les regalo un postre. 

Recientemente tuvimos un reconocimiento porque tomamos un curso para certificar el uso higiénico de alimentos, está en trámite el documento que entrega la Secretaría de Turismo, luego de una evaluación. 

¿Cuál es la importancia de emprender un negocio en el marco legal?

Es básico, sobre todo para trabajar con el sector empresarial porque me pedían facturas y en cuanto se cambió el régimen utilizamos la factura electrónica, eso nos ayudó a darle servicio a empresas más grandes y que los clientes tuvieran confianza.  

¿Ser joven te aportó ventajas en tu negocio?

Ser joven ha sido una herramienta básica para salir adelante, porque no tengo ninguna responsabilidad mayor, soy una persona soltera, sin hijos, y me da el tiempo suficiente para disponerlo según lo que necesite. Tengo la energía suficiente para trabajar las horas necesarias; en este negocio pasamos hasta 15 horas seguidas laborando, duermes y sigues la jornada al día siguiente. 

¿Qué retos significativos has encontrado en tu proceso?

Como soy mujer y joven, de repente manejar un equipo de hombres resulta todo un reto. A pesar de los cambios en la sociedad, sigue el conflicto cultural de una mujer al frente del negocio, por eso con el tiempo mi carácter ha cambiado un poco porque debo ser firme en las decisiones e indicaciones que doy.

¿Qué estrategias aplicas para trabajar en equipo?

Sentando bases desde el principio. Trabajo con empleados temporales y por eso dejo claro cuáles son sus derechos y obligaciones, cuáles mis exigencias, especialmente en la higiene, y les pido un trato extremadamente amable con los clientes para que al menos lleguen a un punto medio. Manejo un contrato muy claro para que acepten el acuerdo, procuro pagarles bien porque las horas que se trabajan son efectivas y me preocupo que coman bien.

¿Capital prestado o propio?

No he tenido que hacer un préstamo, por eso me ha costado más trabajo y tiempo, pero no le debo a nadie, tengo dinero a favor y eso es importante, porque a veces pensamos que sin dinero no podemos emprender. No necesitan tanto capital para empezar, esto depende del giro, puedes empezar con el anticipo del cliente, y de ahí comenzar a trabajar. 

¿Cuáles consideras las lecciones más importantes hasta ahora?

Hay que tener actitud positiva ante las circunstancias, aunque no sean las más favorables, siempre hay que tener una mentalidad de oportunidad, si algo no sale bien esa es una oportunidad para crecer. También ser empático con la gente que trabaja contigo para tener un buen equipo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios