23 de Septiembre de 2018

El poder de la pluma

De xnuk-niñas y jnuk-niños

En el español yucateco, para hacer referencia a una mujer entrada en años y que no se ha casado se le dice xnuk-niña.

Compartir en Facebook De xnuk-niñas y jnuk-niñosCompartir en Twiiter De xnuk-niñas y jnuk-niños

La vida entre los antiguos mayas se concebía como un camino o sendero que hay que andar y se aprecia en la expresión aún empleada hoy día ¿Bix a beel? ¿Cómo te va? (Lit. ¿Cómo está tu camino?). Beel es, en este contexto, el estado de vida. Lo interesante es que el camino o, al menos, la primera etapa de la vida, concluye con el ts’o’okol beel o casamiento (Lit. Terminarse el camino). Así, de alguien casado/a se dice ts’oka’an u beel (Lit. ya se terminó su camino). Ya que pensaban que, una vez casados, se seguía otro camino que recorrer en la vida. 

Para referirse al hombre soltero en maya se dice aj ma’ atan (Lit. Sin esposa) y para la soltera ix ma’ íicham (Lit. Sin esposo). De igual forma se emplea ma’ ts’oka’an u beeli’ (Lit. No se ha terminado su camino).

En el español yucateco, para hacer referencia a una mujer entrada en años y que no se ha casado se le dice xnuk-niña; del maya xnuuk, grande, vieja y “niña” [ninia]. Solterona. Según don Jesús Amaro, es la hija más grande de una familia que, habiendo permanecido célibe, toma a su cargo la dirección de la casa o se hace merecedora a un respeto que suplanta al de los padres si los hay; y, si éstos son finados, con mayor razón la heredera mayor o única sin casar, viene a ser xnuk-niña. Por supuesto esto ocurre mayormente en las familias de estratos sociales altos, donde la xnuk-niña, cansada de esperar, se pone a “vestir santos”. 

La expresión “vestir santos” se origina en España, en tiempos en los que aquellas mujeres que no conseguían casarse se entregaban cumplidamente (ante la falta de tareas hogareñas) a los menesteres religiosos, y una de las labores más frecuentes era la de vestir las imágenes de los santos en las iglesias. Sin embargo, hay mujeres maduras solteras que aseguran que “más vale quedarse a vestir santos que desvestir borrachos, infieles, arrogantes”.

En mi pueblo, Tzucacab, se usa(ba) la expresión uchben-muñeca Lit. “Muñeca antigua”, para referirse a las mujeres bonitas, pero maduras, que se quedaron a “vestir santos”. Para referirse al varón adulto y que permanece soltero se le dice jnuk-niño; del maya jnuuk, grande, mayor y “niño” [ninio]. Solterón que, muchas veces cumple, como la xnuk-niña, con las obligaciones de la casa y de la familia.
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios