14 de Agosto de 2018

Opinión

Debates y clembuterol

El viernes 9 pasado, asistí a la Primera Jornada de Ciudadanización de los Debates...

Compartir en Facebook Debates y clembuterolCompartir en Twiiter Debates y clembuterol

El viernes 9 pasado, asistí a la Primera Jornada de Ciudadanización de los Debates, organizada por el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana  de Yucatán, con la finalidad –según se nos explicó- de conocer lo que los ciudadanos de a pie e instituciones civiles piensan sobre el tema. Hubo antes una, me parece, demasiado larga y prolija participación de cinco ponentes que dieron sus puntos de vista en torno a la confrontación entre candidatos (hay dos programadas, ambas en Mérida, y se pidieron más, incluso alguna fuera de la capital yucateca).

Varias cosas llamaron mi atención en torno a esta actividad del Iepac, pero quiero destacar dos: la presencia mayoritaria de jóvenes, incluidos estudiantes universitarios, y sus aportaciones a las mesas de discusión que se armaron en torno al tema (por cierto, sobre los discursos de los ponentes no oí ningún comentario) y la petición (en al menos tres mesas de las siete que hubo) de que el eventual moderador de los debates no sea un periodista (en mi mesa y en otra se señaló que por tener su corazón pintado de algún color partidista).

Asimismo, me parece destacable que se haya planteado que no hubiera edecanes (porque a veces, como ha sucedido, acaparan más la atención que los debatientes), que haya al menos una mujer como moderadora y que quien funja como tal sea menor de 40 años. Otra propuesta fue que no haya ataques personales entre los candidatos, sino que se discuta en torno a propuestas, porque, dijo una joven relatora de su mesa, “ya estamos cansados de que se estén tirando lodo y lo que queremos es que nos digan cómo van a gobernar”.

Considero que el Iepac tiene, como resultado de este ejercicio, muy valioso material para lograr un debate verdadero y que nos permita a los ciudadanos decidir bien informados nuestro voto. La esperanza (casi ilusión) es que nos haga caso.

Contaminado. Ha estado como tema importante de noticias el caso del boxeador Saúl, “Canelo” , Álvarez y su positivo a clembuterol. Hoy lo traigo a este espacio no porque me preocupe demsiado lo que a este pugilista le ocurra abajo y arriba del ring, sino por la preocupación que me causan las declaraciones de Antonio Fernández Hernández, médico del Consejo Mundial de Boxeo, de que “en México casi toda la carne está contaminada” con esa hormona que ayuda a eliminar grasa y generar masa muscular. Ya pasó en otra ocasión con un grupo de futbolistas y se dijo lo mismo.

Hasta hoy, sin embargo, la autoridad no ha hecho nada contra este asunto que puede convertirse –si no es que ya lo es- en un problema de salud pública.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios