18 de Octubre de 2018

Yucatán

Además de orar, hay que denunciar: Arzobispo

En cuanto al párroco que humilló a una quinceañera, Monseñor Gustavo Rodríguez subraya que los fieles deben reportar cualquier ofensa.

Al sacerdote que causó polémica en Tahdziu lo movemos de la parroquia porque no solo fue una ofensa a la muchacha y a su familia sino a toda las personas que han visto las imágenes, declaró el Arzobispo de Yucatán, Monseñor Gustavo Rodríguez. (Foto de archivo de SIPSE)
Al sacerdote que causó polémica en Tahdziu lo movemos de la parroquia porque no solo fue una ofensa a la muchacha y a su familia sino a toda las personas que han visto las imágenes, declaró el Arzobispo de Yucatán, Monseñor Gustavo Rodríguez. (Foto de archivo de SIPSE)
Compartir en Facebook Además de orar, hay que denunciar: ArzobispoCompartir en Twiiter Además de orar, hay que denunciar: Arzobispo

Jorge Euán/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El Arzobispo de Yucatán, Monseñor Gustavo Rodríguez Vega, señaló que los fieles deben informar a la Arquidiócesis cualquier situación en la que consideren están siendo ofendidos o maltratados por algún sacerdote.

En entrevista en Catedral, el Prelado indicó que, cuando se suscitan casos lamentables como el del sacerdote que “humilla” a una quinceañera durante una misa en Tahdziu y que hizo viral en redes sociales, “además de orar por los padres, comprenderlos y ayudarlos, cuando sea necesario hay que presentar una denuncia ante el Obispo”. 

Como publicó Milenio Novedades y SIPSE.com, la Arquidiócesis subió a sus cuentas de Facebook y Twitter un comunicado en el que se disculpa por la actuación del sacerdote Manuel Chuc y señala que éste fue removido de la parroquia de Peto para ser enviado a un retiro espiritual por tiempo indefinido.

Mons. Rodríguez Vega reconoció que los gestos y la manera de hablar del sacerdote, que aparecen en el video “se sienten toscos y ofensivos, por eso lo movemos de la parroquia porque no sólo fue una ofensa a la muchacha y a su familia sino a toda las personas que han visto las imágenes”.

Recalcó que esta medida no se trata de una sanción sino de una oportunidad para que el padre Manuel Chuc reflexione en torno a su vocación y ministerio.

“Van a ser varios meses de retiro en el cual recibirá ayuda espiritual para fortalecer su ministerio, pues a veces el cansancio puede generar alguna conducta inapropiada hacia los feligreses”, agregó.

Aclaró que la sanción impuesta al Pbro. Manuel Chuc no es una advertencia para los demás sacerdotes porque no se busca amenazar a nadie “se trata de que todos sirvamos y mostremos el rostro misericordioso de Dios Nuestro Señor”

Sin resentimientos

Asimismo, dijo que el párroco de ese comunidad, el Pbro. Jorge Herrera, se apersonó con la familia de la señorita para pedir una disculpa, la cual ha sido aceptada.

Precisó que al traducir lo que el sacerdote dice a la muchacha en lengua maya resultó no ser ofensivo pues se trataba de una explicación de lo que es el sacramento de la confesión, el cual finalmente recibió la quinceañera, “pero debo señalar que la misa no es el momento para explicar qué son los sacramentos y mucho menos en la forma en que lo hizo”.

Comentó que al principio los familiares no estaban molestos, “por lo que ahora da la impresión de que alguien está interesado en desprestigiar a la Iglesia, pero reconozco que es una conducta inaceptable”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios