20 de Septiembre de 2018

El poder de la pluma

Derecho al olvido

En la actualidad hemos perdido el derecho al olvido y el Internet es responsable.

Compartir en Facebook Derecho al olvidoCompartir en Twiiter Derecho al olvido

¿Has hecho algo de lo que te arrepientas?

¿Qué pasaría si fueras recordado por una borrachera, por una pelea, por bailar sobre una mesa, por un accidente automovilístico, por orinar en la vía pública, por una fotografía… en fin, cualquier equivocación?

A diferencia de quienes –por un descuido– son apodados de por vida, la mayoría suele tener una segunda oportunidad tras equivocarse… o solían tenerla. Nuestros errores se diluían con el tiempo, gozábamos del derecho universal al olvido.

El cerebro humano evolucionó para olvidar –o para recordar cada vez menos– y una de las ventajas es la reivindicación: la oportunidad para cambiar, para ser una mejor persona sin la persecución del pasado.
Sin embargo, en la actualidad hemos perdido el derecho al olvido y el Internet es responsable: Google, Facebook, Twitter, Instagram… más de 200 redes sociales  y miles de sitios web están almacenando nuestras fotografías, nuestros errores, nuestro pasado.

Y lo peor: nosotros somos los culpables. Nosotros publicamos el contenido que podría ser usado en nuestra contra.

Son los más jóvenes quienes sufrirán las peores consecuencias: lo que suban a Internet a los quince podría dejarles sin trabajo a los veinticinco años.
“Internet necesita aprender a olvidar. Sólo sabe cómo recordar. Eso no es muy humano”.-A. Keen.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) está entablando un proceso que determinará la normativa sobre el derecho al olvido y la protección de datos: a Google le solicitan desaparecer ciertas fotografías e información de su buscador, mientras que la compañía alega que el material debe ser eliminado desde los sitios dónde se subió el contenido.

Para Facebook y otras redes sociales la disputa se llama “Privacidad por defecto”, pues están abogando por que las redes sociales tengan activada la privacidad y que los usuarios tengan que cambiar su configuración para hacerla pública. Y no al revés, como es ahora.

Mientras en Luxemburgo se libran estas batallas legales contra los gigantes de Silicon Valley, la campaña Eres lo que publicas busca advertir a usuarios mexicanos sobre las consecuencias de un uso inadecuado de redes sociales y fomentar una cultura de privacidad.   

Publicar o no publicar, ese es el nuevo dilema.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios