21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Cárceles pasan de 'panzazo' diagnóstico de Derechos Humanos

De 44 prisiones analizadas, únicamente tres obtuvieron calificación mayor a seis puntos.

Las cárceles cuentan con deficientes condiciones para alojar a personas privadas de la libertad. (SIPSE)
Las cárceles cuentan con deficientes condiciones para alojar a personas privadas de la libertad. (SIPSE)
Compartir en Facebook Cárceles pasan de 'panzazo' diagnóstico de Derechos HumanosCompartir en Twiiter Cárceles pasan de 'panzazo' diagnóstico de Derechos Humanos

Katia Leyva/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Las cárceles en Yucatán tienen calificación de 6.81, es decir, pasan de “panzazo”, en lo que se refiere a las condiciones para el asilo de los reclusos que se encuentran en estas.

El diagnóstico fue emitido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH a través de Supervisión Penitenciaria y expone que los cuatro reclusorios del sistema penitenciario del estado fueron calificados de la siguiente manera: El Centro de Reinserción Social de Mérida obtuvo 6.71, el Centro de Reinserción Social del Oriente de Valladolid 6.21, el Centro de Reinserción Social del Sur en Tekax 6.28, a diferencia de estos el Centro Femenil de Reinserción Social del estado obtuvo 8.06.

También te puede interesar: Empresas de Yucatán, capacitadas para crear energías limpias

Entre los aspectos que son deficientes de acuerdo al estudio se encuentran: separación hombres y mujeres, servicios de salud, procedimiento para la imposición de sanciones disciplinarias, así como insuficientes programas de prevención y atención de incidentes violentos, e insuficiente personal de seguridad y custodia.

También cuentan con deficientes condiciones para alojar a las personas privadas de la libertad.

De 44 de estas prisiones analizadas, únicamente tres obtuvieron calificación de más de 6.

Inexistentes o deficientes condiciones materiales e higiene en el área médica, así como en las instalaciones para la comunicación con el exterior, eso sin mencionar la alimentación.

Derechos Humanos detectó el ejercicio de funciones de autoridad por parte de personas privadas de la libertad (autogobierno/cogobierno), así como presencia de actividades ilícitas, estos últimos puntos decisivos para el “bajo” promedio de calificación.

Entre los aspectos positivos que el diagnostico señala se encuentra: Supervisión del funcionamiento del centro por parte del titular. Prevención de violaciones a derechos humanos y de atención en caso de detección.

A nivel nacional el diagnóstico de la CNDH resalta que las “peores” calificaciones las tienen prisiones municipales, con promedio nacional de 3.99.

En cuanto a los Centros Federales de Readaptación Social, la calificación nacional es de 7.33. Los “peores” con entre 6 a 8 de puntaje se ubican en: Chihuahua, Chiapas, Sinaloa, Veracruz, Tabasco, Oaxaca, Jalisco, Nayarit, Morelos, Estado de México y Durango.

En general, las fallas principales de estos lugares son los servicios de salud, la falta de prevención de violaciones a derechos humanos, así como insuficiencia de vías para la remisión de quejas por probables violaciones a derechos humanos y a actividades laborales, de capacitación, actividades educativas y deportivas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios