18 de Septiembre de 2018

Yucatán

Miden y exploran derrames petroleros en Yucatán (gráfica)

Invertirán más de mil 600 mdp en un magno proyecto sobre las afectaciones en el Golfo de México; participarán más de 80 investigadores.

Estudios de exploración de Petróleos Mexicanos (Pemex) indican la existencia de yacimientos de hidrocarburos en la Península de Yucatán. (Milenio Novedades)
Estudios de exploración de Petróleos Mexicanos (Pemex) indican la existencia de yacimientos de hidrocarburos en la Península de Yucatán. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Miden y exploran derrames petroleros en Yucatán (gráfica)Compartir en Twiiter Miden y exploran derrames petroleros en Yucatán (gráfica)

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Con una inversión de más de mil 600 millones de pesos, más de 80 investigadores de ocho instituciones científicas, e incluso una organización internacional, se desarrollará un proyecto para medir el impacto de los derrames petroleros en el Golfo de México.

El director del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav) en Mérida, Romeo de Coss Gómez, comentó que las reformas nacionales que han ampliado la capacidad de Petróleos Mexicanos (Pemex) para realizar la exploración del crudo en aguas profundas, dieron pie al impulso de proyectos de investigación para medir los efectos en el medio ambiente.

“Este es un proyecto importante, muy grande, en el que participan más de 80 investigadores del país y una componente internacional, que tiene como objetivo, en una primera etapa, evaluar la línea base del ecosistema del fondo marino en aguas profundas”, mencionó.

También se busca caracterizar las corrientes oceanográficas y como tercer gran componente desarrollar programas de simulación, “es un proyecto a cinco años, una etapa por año”.

El objetivo es hacer escenarios de derrames del impacto que podrían ocurrir en las costas y ecosistemas marinos para que, de presentarse esta situación, se tomen medidas y acciones preventivas, explicó el investigador.

Destacó que se trata de un enorme proyecto, quizá uno de los mayores que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) está por iniciar su financiamiento.

Se espera mostrar cómo todo el conocimiento, el desarrollo científico que se ha dado en México, hoy en día se pone al servicio de la sociedad, en este caso al de Petróleos Mexicanos para coadyuvar en el desarrollo económico del país.

Durante la entrevista, Romeo de Coss comentó que a nivel nacional existe un movimiento coordinado, de organismos como el Conacyt y otras instituciones, para buscar un mayor beneficio del trabajo científico en la sociedad, “porque el reto es impactar en el sector privado para apoyar la generación de empleos”.

Precisó que en el caso específico del Cinvestav impulsan la promoción del trabajo científico de sus tres departamentos: psicología humana, física aplicada y recursos del mar hacia las empresas para buscar la transferencia del conocimiento a la de tecnologías.

También se buscan recursos para incursionar en temas que puedan estar más enfocados en el desarrollo tecnológico. 

A cinco años
  • El proyecto “petrolero” es de mil 600 millones de pesos, a ejecutar en cinco años; se cuenta con la participación de más de ocho instituciones y más de 80 investigadores.
  • El Cinvestav ha reequipado sus laboratorios y ha adquirido equipos nuevos que les permiten realizar investigaciones de mayor impacto.
  • El Conacyt también permite la participación de proyectos de fomento a la innovación de las pequeñas y medianas empresas.

Plan multidisciplinario

El Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese) encabeza los trabajos del plan multidisciplinario y multiinstitucional que presentaron ante el Fondo de Hidrocarburos del Conacyt y de la Secretaría de Energía (Sener) para desarrollar escenarios de derrames petroleros.

El Cicese también tendrá la batuta en la creación del Centro Mexicano de Innovación en Energía Geotérmica (Cemiegeo), en el cual aplicarán recursos por más de mil millones de pesos, como parte del Fondo de Sustentabilidad Energética Conacyt-Sener.

Esta institución de investigación, desde 2007, realiza un gran proyecto en el Golfo de México, donde las autoridades federales han expresado su interés por realizar exploración del crudo a grandes profundidades.

Explosión cimbró el Golfo

Hace cuatro años, el 20 de abril de 2010 se produjo la explosión y posterior incendio de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, lo que provocó un derrame incontrolado del crudo en el Golfo de México, causando enormes daños a la flora y fauna marina, con una complicada y lenta reparación.

La explosión ocurrió frente a Luisiana, Estados Unidos, pero muy cerca se encuentran las costas de Florida, Alabama, Misisipi y Texas, así como los estados mexicanos de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán. Zonas pesqueras al cien por ciento.

Para situarse geográficamente es preciso mencionar que el Golfo de México es una cuenca marítima ubicada en el Océano Atlántico, en Norteamérica, y cuyas aguas son compartidas por Estados Unidos, México y Cuba.

Antes de que se lograra cerrar el pozo se derramaron al mar 651 millones de litros de petróleo (es decir, 172 millones de galones), esto debido a la fuga que causó la explosión de la plataforma. El accidente dejó 11 muertos.

Las primeras afectaciones se reflejaron en las marismas (ciénaga) de la desembocadura y el delta del río Misisipi, extendiéndose el daño al área de Luisiana y otros sectores de Florida y Cuba.

El propósito de la torre Deepwater Horizon era perforar pozos petrolíferos en el subsuelo marino, trasladándose de un lugar a otro conforme se requiriera.

Debido a la posición de la plataforma en el Golfo de México, compartido con Estados Unidos, Cuba y México, el daño se extendió por una amplia zona. Con los primeros impactos aparecieron tortugas, delfines y varias especies de aves marinas muertas o atontadas.

Además, los perjuicios al negocio de la pesca del camarón en el área de Luisiana se estiman en millonarias pérdidas.

Y los frágiles ecosistemas de pantanos, en los cuales se da una gran y variada población animal y vegetal se vieron perjudicados especies como el manatí. 

La fuga
  • La fuga de petróleo en la plataforma Deepwater Horizon duró más de 60 días; hoy en día aún no se sabe con exactitud cuáles fueron todos los daños ocasionados al ecosistema marino.
  • Deepwater Horizon se hundió a una profundidad aproximada de 1.500 metros, sus restos se encontraron en el lecho marino desplazados aproximadamente a 400 metros al noroeste del lugar donde se ubicaba el pozo.

Miran hacia las energías renovables 

Por otro lado, el Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (Cinvestav) en Mérida avanza en los procesos de vinculación con las empresas locales y regionales e incluso de distintas entidades del país, con las cuales han desarrollado productos enfocados a energías renovables.

Esto permitió posicionar a este centro de investigación como un referente nacional en temáticas relevantes como las energías renovables y, en conjunto con otras instituciones, logró la consecución de dos proyectos importantes, uno es la creación del Centro de Innovación Mexicanos en Energías Renovables, que se llama Cemisol.

Incluso, han traído una sede de este centro de innovación, y pronto inaugurarán el espacio donde se desarrollará el proyecto que está ligado al desarrollo y transferencia de tecnologías y energías renovables, así como otro que consiguieron a través de un consorcio con instituciones, como el Cicese y otras instituciones participantes, para desarrollar la plataforma que les permita estudiar el ambiente marino y la parte geofísica.

El Cinvestav Mérida se posiciona como referente nacional en temáticas relevantes

También analizarán todo lo que tiene que ver con la química marina en el Golfo de México, en el contexto de que pronto México iniciará la exploración en aguas profundas.

Este proyecto, que es el más importante en monto que se desarrollará en parte en Yucatán, consta de cinco etapas, comenzando con la adquisición de equipos, poner los laboratorios y hacer la planificación de las campañas oceanográficas que requerirán diversos estudios.

El Cinvestav pondrá sus laboratorios en el Parque Científico y Tecnológicos, y solicitan apoyo al Gobierno del Estado, a través de los fondos mixtos, para que lo que sería la construcción del laboratorio.

De los más de mil 600 millones de pesos, a Cinvestav le corresponderá una partida de 350 millones, si bien el líder del proyecto será el Cicese, por su experiencia oceanográfica y de simulaciones. 

El Cinvestav es el líder de la componente biológica ambiental, que es la experiencia desarrollada en el departamento de ciencias marinas; el proyecto ya fue aprobado, está en la etapa de formalización para definir la fecha de inicio.

Parque Científico y Tecnológicos

(Con información de Ana Hernández y Jaime Tezpa)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios