25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Construcciones particulares dañan zonas protegidas en Yucatán

La Profepa ha clausurado proyectos inmobiliarios no sólo en la costa y zona de manglar, también en la reserva de Sisal.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente ha frenado varios proyectos inmobiliarios, como el de la imagen. (Milenio Novedaes)
La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente ha frenado varios proyectos inmobiliarios, como el de la imagen. (Milenio Novedaes)
Compartir en Facebook Construcciones particulares dañan zonas protegidas en YucatánCompartir en Twiiter Construcciones particulares dañan zonas protegidas en Yucatán

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Aunque en Yucatán no se realizan grandes proyectos de construcciones turísticas en zonas protegidas, algunas de estas áreas sí resultan afectadas, principalmente por desarrollos inmobiliarios particulares.

En Yucatán casi no hay solicitudes oficiales para construir alguna infraestructura mobiliaria en zonas protegidas, los pocos permisos que se reciben están ligados a proyectos ecoturísticos o de construcción de infraestructura carretera, señaló el subdelegado de Gestión para la Protección Ambiental y Recursos Naturales de la Semarnat en Yucatán, Hernán Cárdenas López.

Sin embargo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha frenado diversos proyectos inmobiliarios, no sólo en la costa y zona de manglar, sino también en áreas protegidas como la reserva de Sisal, en los cuales se pretendían edificar principalmente residencias de playa.

Comentó que los permisos que han atendido han sido de tipo ecoturístico si lo permite la reserva según su plan de manejo, y algún hotel, y si no se permite el asentamiento, la Semarnat no lo puede autorizar, dijo el funcionario, porque esto implica también atender situaciones que deberá verificar la Profepa en áreas de mangle, así como la construcción de canales para su riego.

En el caso del distribuidor vial de Progreso, para obtener el permiso de la Semarnat, el proyecto que se presentó y manejó en las oficinas centrales, implicó ajustes para reducir el impacto a la zona de manglar de esa área y también el compromiso de reforestar decenas de áreas de mangle, así como la construcción de canales para su riego.

Por su parte la Profepa, ha realizado una serie de acciones para clausurar la construcción que particulares e incluso autoridades municipales han realizado en las orillas de manglar en la costa de Dzilam de Bravo, hasta la ciénaga en Telchac Puerto y Churbuná, en Progreso este último, la detectar  desde la remoción de vegetación como manglar de diferentes variedades que están protegidas por la ley federal, hasta el intento del relleno y desecación de la ciénaga para la construcción de viviendas.

Incluso en la zona de la reserva de Sisal, los inspectores de la Profepa detectaron y clausuraron una vivienda que se estaba edificando en la reserva ecológica de El Palmar, hace unos dos años.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios