17 de Diciembre de 2017

Yucatán

Descartan presencia de mortal 'violinista' en Yucatán

Reitera la SSY que hasta el momento no hay registros del arácnido llamado 'violinista' en territorio estatal.

A la araña ‘violinista’ también como se le conoce como patona o come carne. (Milenio Novedades)
A la araña ‘violinista’ también como se le conoce como patona o come carne. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Descartan presencia de mortal 'violinista' en YucatánCompartir en Twiiter Descartan presencia de mortal 'violinista' en Yucatán

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- A pesar de que en los últimos días se ha difundido información en redes sociales sobre los peligros de la picadura de la araña violinista haciendo un llamado de alerta a las autoridades para que realicen difusión de las medidas a seguir en caso de ser picado por este insecto, en Yucatán no existen registros de la presencia de Loxosceles laeta, nombre científico de esta especie.

“En México existen dos arañas que representan un peligro para la salud pública: la “viuda negra” y la “violinista”, de esta última no se han detectado ejemplares en el estado”, señaló Daly Gabino Martínez Ortiz, coordinador estatal del programa de Zoonosis de los Servicios de Salud de Yucatán (SSY).

Afirmó que la SSY se encuentra preparada para cualquier eventualidad al respecto a la posible llegada de la araña “violinista” y recalcó que hasta el momento, Yucatán está libre de la presencia del arácnido.  

Hasta el momento no existe antídoto contra el veneno de la araña “violinista”, por lo que se recomienda a la población que, en caso de sufrir una picadura de esta especie, se atienda en plazo un máximo de 12 horas, pues más tarde podría causar la muerte de quien fue picado.

La araña “violinista”, conocida también como araña patona o araña come carne, es de color pardo o marrón, tiene ocho patas y tres ojos, y puede medir hasta 3 centímetros de largo por 1.5 de ancho. Su cuerpo se divide en dos partes, el abdomen y otro que es el cefalotórax, es decir la fusión del tórax con la cabeza.

En esa región en particular se encuentra la imagen de un violín, de ahí que se conoce como araña “violinista”.  Su picadura puede llegar a formar llagas en la piel de un gran tamaño, y el veneno se expande rápidamente, llegando incluso a alcanzar órganos vitales, ocasionando la muerte. 

El hábitat natural de la araña violinista son los lugares oscuros, sucios y polvorientos, como bajo los tanques de gas, detrás de cuadros, cornisas, librerías o en los armarios, especialmente con ropa.

Por ello, para prevenir picaduras no solo de esta especie sino de otras como la “Viuda negra” de la cual si se han registrado ataques en el estado, la SSY recomienda extremar cuidados y realizar limpieza constante en sus hogares.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios