26 de Septiembre de 2018

Yucatán

 / FICMaya

Descubren posible tumba de fundador de Chichén Itzá

Virginia Miller, profesora de arte e historia de la universidad de Illinois en Chicago, dio a conocer que se encontró una subestructura debajo del Castillo.

Virginia Miller anunció el hallazgo durante su participación en la ‘Primera Mesa Redonda del Mayab’, que se realiza en el marco del Festival Internacional de la Cultura Maya. (Milenio Novedades)
Virginia Miller anunció el hallazgo durante su participación en la ‘Primera Mesa Redonda del Mayab’, que se realiza en el marco del Festival Internacional de la Cultura Maya. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Descubren posible tumba de fundador de Chichén ItzáCompartir en Twiiter Descubren posible tumba de fundador de Chichén Itzá

César González/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- “Investigaciones recientes indicarían que una subestructura más antigua que se encuentra debajo de la pirámide del Castillo en Chichén Itzá", comentó Virginia Miller, profesora de arte e historia de la universidad de Illinois en Chicago.

Declaró que podría cubrir la existencia de la tumba del algún gobernante maya en una cámara preservada intacta con ofrendas y podría estar relacionado con la costumbre de los mayas del período clásico de venerar a sus ancestros, como ha sucedido en otras ciudades como Tikal, en Guatemala, Copán, en Honduras y Palenque en Chiapas. 

El descubrimiento lo anunció durante su participación en la ‘Primera Mesa Redonda del Mayab’, que se realiza en el marco del Festival Internacional de la Cultura Maya (FIC).

Dijo que la subestructura más antigua posiblemente está sobre la tumba del gobernante y fundador de Chichen Itzá, que podría ser Kaku Pacal.

“Quizás sea la tumba del rey Kaku Pacal que se conoce de los textos coloniales y de las pocas inscripciones en Chichén que indican que fue rey, aunque no conocemos muy bien el sistema de gobierno de Chichen porque los relieves muestran muchos guerreros y no insisten tanto en el rey solo como en Tikal o Calakmul, pero estoy adivinando que las inscripciones hablan mucho de él y las fechas podrían indicar que quizás es la tumba del fundador, pero no es una seguridad”, explicó. 

Agregó que de acuerdo con algunas investigaciones, la función del templo quizás pasó de ser un monumento funeral para el fundador, a ser una estructura pública de usos calendáricos.

“Comparando los datos que tenemos de la subestructura que conocemos debajo del Castillo, si hay algo adentro sería como en las tumbas reales, donde primero construyó el fundador de la ciudad, después su descendiente  y luego otro gobernador y así sucesivamente; no es mi idea original pero yo creo que sí hay algo, quizás una tumba real porque en el interior del Castillo también hay imágenes de fémures humanos en las paredes que sugieren que había algún tipo de sacrificio humano”, enfatizó.

En su ponencia titulada ‘La subestructura del Castillo de Chichén Itzá’, la docente habló también que esta estructura está rodeada de cuatro cenotes.

“El Castillo está como un axis mundi (eje del mundo) y últimamente se ha descubierto que hay cuatro cenotes y el Castillo está casi exactamente entre ellos, lo que nos indica que fue un edificio muy importante y las investigaciones recientes han mostrado que la subestructura del castillo estuvo casi sola en la plaza por lo menos durante algunas décadas”, puntualizó.

Estudio de una tomografía eléctrica

Apenas la semana pasada arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y científicos de de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realizaron una tomografía eléctrica tridimensional en busca de cavidades o túneles en el suelo para saber qué hay debajo del Castillo hasta unos 20 metros de profundidad, sin embargo aún no se ha difundido nada sobre este estudio. 

Lo novedoso de esta tecnología, que funciona mediante electrodos interconectados con un cable que envía corriente al subsuelo, es que no se había utilizado anteriormente y son los primeros experimentos que se realizan por lo menos en América, pues hace poco más de cinco años se comenzó a usar en Europa para estudiar el subsuelo de iglesias medievales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios