21 de Noviembre de 2018

Yucatán

Último día para admirar peculiar nacimiento en Centro de Mérida

Mañana se comenzará a desmantelar la recreación del pueblo de Belén, en la calle 48 entre 75 y 77, hecho con plumas de aves.

El original nacimiento abarca dos piezas de la casa de su creadora, Zoyla Noemí Bacelis Silva. (José Acosta/SIPSE)
El original nacimiento abarca dos piezas de la casa de su creadora, Zoyla Noemí Bacelis Silva. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Último día para admirar peculiar nacimiento en Centro de MéridaCompartir en Twiiter Último día para admirar peculiar nacimiento en Centro de Mérida

William Casanova/SIPSE
MÉRIDA, Yuc- Hoy es el último día para admirar uno de los nacimientos más vistosos de Mérida, elaborado a base de plumas de aves, ya que como cada año su creadora, Zoyla Noemí Bacelis Silva, lo empezará a desarmar mañana martes, con la celebración de la Candelaria.

En la calle 48 número 555, entre 75 y 77, el nacimiento de plumas abarca la sala y parte de la habitación contigua. Tiene un río pequeño, con agua circulando; una iluminación oculta (no se ven los cables cerca de las figuras religiosas) que incluye las fogatas donde los pastores montaron guardia, cerca del pesebre donde nació Jesús; un desierto, así como flora y fauna de climas desérticos.

Cada año, Zoyla Bacelis, ministra de eucaristía en las iglesias de San Cristóbal y de San Martín, ofrece a sus vecinos y visitantes en general el fruto de su creatividad: Nacimientos elaborados con un diseño propio y materiales distintos cada año, desde hace 42. Lo hace para acercar a la gente al significado más profundo de la Navidad.

“El año pasado hice el Nacimiento con puros popotes. Este año con plumas de aves. Una a una las estuve pegando, durante dos meses, hasta que me quedó el diseño. No son plumas pintadas, son del color natural de los pájaros”, añadió.

En su infancia, revela la vecina meridana, su familia no tuvo Nacimiento: “Crecí sin saber qué era un Nacimiento. Cuando regresaba de la escuela, me llamaban la atención los pesebres junto a los arbolitos de Navidad, en las casas de mis vecinos”, indicó.

Fue así como ya casada, decidió que su familia no debería perderse “la esencia de la Navidad, que es el nacimiento de Jesús” y empezó a participar en concursos de diseño artístico de Nacimientos en 1974. La obtención de los primeros reconocimientos, la estimularon a mantener, año con año, esa tradición.

“Mucha gente, de diversos rumbos de Mérida, ya vienen cada año a participar en  las novenas. Cuando la gente viene a ver al Niño Dios sé que el esfuerzo ha sido recompensado”, finalizó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios