26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Cobra recompensa y no entrega al perro

Ahora para salir de prisión tendrá que pagar fianza de 12 mil pesos, por extorsión a la dueña de un shitzu.

Irving Pech incluso lloró al rendir su declaración preparatoria en el Juzgado Sexto. (Francisco Puerto/SIPSE)
Irving Pech incluso lloró al rendir su declaración preparatoria en el Juzgado Sexto. (Francisco Puerto/SIPSE)
Compartir en Facebook Cobra recompensa y no entrega al perroCompartir en Twiiter Cobra recompensa y no entrega al perro

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Más de 12 mil pesos de fianza impuso el Juzgado Sexto Penal a Irving Eduardo Pech Chan (a) “Óscar Hernández”, quien trató de cobrar 10 mil pesos por devolver a un perrito de la raza shitzu, no obstante que ni siquiera lo tenía consigo.

Pech Chan enfrenta un proceso penal en el juzgado de la causa por el delito de extorsión que le imputa Mónica Gutiérrez Olmos, dueña de un perrito de nombre “Darío”, de un año de edad, el cual se encuentra bajo tratamiento médico.

De acuerdo con el expediente, los hechos iniciaron el pasado 17 de enero, cuando Mónica Gutiérrez dio a conocer por medio de la prensa la desaparición de su mascota y que ofrecía una recompensa en efectivo a quien informara de su paradero.

La promesa del dinero despertó la ambición de Irving Eduardo, quien el 23 de enero se comunicó con la agraviada y le dijo que tenía a su perro y quería devolvérselo.

Para que no desconfiara, la citó para el día siguiente, a las 7 de la noche, en el estacionamiento de la Fiscalía General del Estado, a donde acudió la interesada acompañada de su madre, Sonia Olmos Hernández, pues querían recuperar al perro.

Pide 10 mil pesos

El inculpado les dijo que no tenía al animalito y pidió 10 mil pesos para informarles dónde estaba, pero después de una negociación, Pech Chan aceptó mil pesos para dar unas pistas que ni él mismo creyó, por lo que la agraviada exigió que le devolviera el dinero.

Finalmente, Irving Eduardo confesó que todo era falso, que lo único que buscaba era tener dinero fácil, motivo por el cual, al pasar una patrulla de la Policía Estatal por el sitio, solicitaron que fuera arrestado.

En su declaración preparatoria, el indiciado dijo que se enteró de la desaparición de “Darío” por medio de la prensa, y que cuando pasaba por la calle 43 del fraccionamiento Juan Pablo II le pareció ver en una casa al perrito y llamó al número que aparecía en la publicación.

Aseguró que no quería meterse en problemas, pero que las dueñas del perro le insistieron, y por eso cuando estaba en la Fiscalía visitando a un amigo detenido las citó en ese lugar y recorrieron varias calles del citado fraccionamiento, pero ya no pudo ubicar la dirección y por eso fue detenido por un familiar de la quejosa que es comandante de la SSP.

En el expediente se encuentra un documento que la agraviada presentó donde se indica que compró al animalito en nueve mil pesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios